Última hora

El CES niega que la inmigración sea la única causa de la ralentización económica

LAMENTA QUE SE OLVIDE LA LUCHA CONTRA LA ECONOMÍA SUMERGIDA
José Luis Rivero, presidente del CES.

El Consejo Económico y Social (CES) de Canarias critica en su último dictamen, al que ha tenido acceso ACN Press, que en el Archipiélago "se tiende a exagerar el papel de la inmigración como obstáculo en el intento de alcanzar un desarrollo sostenible". Con esta afirmación, el órgano que se encarga de pronunciarse sobre las nuevas leyes emitidas por el Gobierno regional y el Parlamento, niega que la alta llegada de trabajadores llegados a Canarias sea la única razón que justifique las dificultades para superar la ralentización económica en el Archipiélago.

ACN. Las Palmas de Gran Canaria

El Consejo argumenta en una de sus conclusiones que "la preocupación casi instintiva" que suele provocar la inmigración entre la sociedad de las Islas "no se debe utilizar como chivo expiatorio para enmascarar las implicaciones y responsabilidades de las externalidades que provoca el actual estilo de desarrollo de Canarias".

Al entender de la institución, presidida por José Luis Rivero, debe exigirse que en el debate alrededor de la inmigración "se dispongan de estudios sólidos que aporten evidencias empíricas sólidas para hacer este tipo de afirmaciones".

El CES aprobó el pasado miércoles en su pleno el dictamen sobre el documento promovido por el presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, en el que se exponían las propuestas del Ejecutivo regional sobre la dinamización económica y del empleo y sobre la limitación del sobrecrecmiento poblacional en las Islas.

En lo referente al crecimiento poblacional, el CES califica de "lógico y normal" el proceso de intensificación de los flujos migratorios que vive el Archipiélago, y más al entender "su posición de frontera sur de la Unión Europea". Canarias, según la institución que preside José Luis Rivero, "se enfrenta a los retos de planificación" de la recepción de la inmigración "desde una situación de partida de debilidad de infraestructuras y estructuras organizativas en materia de inmigración".

De hecho, el CES considera que tanto en los medios de comunicación como en el debate que mantienen las fuerzas políticas en las Islas, "se tiende a conceder un excesivo valor a las posibilidades y efectividad del control de fronteras". A su entender, los controles fronterizos no deben ser sino parte integral de un conjunto de políticas que afecten a otras instituciones. Así, el CES considera que se insiste mucho en las fronteras, pero se olvida el control del mercado de trabajo, "donde la lucha contra la economía sumergida y el fomento de la calidad en el empleo son importantes de cara a la integración de los inmigrantes".

El CES es claro en su dictamen al explicar que el crecimiento de la población activa en Canarias no se debe únicamente a la inmigración. Si bien la población activa en 2003 creció en Canarias un 4,8%(frente al 2,9 de la península), la cifra "no se debe exclusivamente al crecimiento de la población en edad de trabajar". El Consejo argumenta que lo que contribuye a tener esa cifra tan alta es que "la tasa de actividad en el Archipiélago también ha sido superior" a las cifras de la Península durante las últimas décadas. En 2002, el porcentaje de personas activas en Canarias se situó en el 56,9% de la población de 16 y más años, mientras que la media nacional está en el 54%, casi tres puntos por debajo.

La explicación que aporta el CES a esta cifra es doble: por un lado sí está la inmigración, pero por el otro está "el proceso de la incorporación de la mujer al mercado de trabajo", que ha sido más intenso en las Islas que en el conjunto del país.

1 comentario

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... here