Última hora

La inmigración impulsa el aumento de la natalidad en el año 2003

La media avanza hasta 1,3 hijos por mujer
E.E. Madrid.

La tasa de fecundidad en España se incrementó el año pasado hasta 1,3 hijos por mujer, lo que supone recuperar niveles del año 1993. Los hijos de los inmigrantes son los responsables, en gran parte, de este avance. Los nacimientos de madre extranjera representaron en 2003 el 12,2 por ciento del total.

La tasa de fecundidad en España se elevó el año pasado hasta 1,3 hijos por mujer, el nivel más elevado desde 1993, mientras que los nacimientos de madre extranjera suponen el 12,2 por ciento del total, según informó el Instituto Nacional de Estadística. El nivel de fecundidad, que mide el número medio de hijos por mujer en edad fértil, se recupera así ligeramente del dato de 1,26 de 2002.

Los nacimientos alcanzados el pasado año fueron 439.963, un total de 23.345 más que en 2002. De la cifra de ese ejercicio, 53.306 bebés fueron de madre extranjera, lo que supone un incremento de un 22,6 por ciento más de los 43.469 de 2002.

Respecto a esta cuestión, el Instituto Nacional de Estadística destaca que, con relación al total de nacimientos, los de madre extranjera supusieron en el año 2003 el 12,2 por ciento del total, frente al 10,4 por ciento del año 2002 y el 8,2 por ciento de 2001.

Las mujeres marroquíes fueron, con un 19,7 por ciento del total de los nacidos de madre extranjera, las que más hijos tuvieron el año pasado, un total de 10.525. Además, las ecuatorianas, que duplican en número a las marroquíes, tuvieron 10.406 hijos, lo que representa un 19,5 por ciento del total de nacimientos de madre extranjera, mientras que las colombianas tuvieron 4.910 hijos, el 9,3 por ciento del total.

Mortalidad

En cuanto a la mortalidad, en el 2003 se registraron 383.729 fallecimientos, 17.191 más que en 2002. El crecimiento vegetativo de la población, que es la diferencia entre el número de nacimientos y defunciones, se situó en 56.134 habitantes en 2003, cifra con la que se superaron los 49.980 de 2002.

En cuanto a los matrimonios, el año pasado se registraron 210.155, es decir, 1.090 más que el año anterior. En los datos del Instituto Nacional de Estadística se aprecia que, en 25.618 de estos enlaces, al menos uno de los cónyuges fue extranjero, lo que representa el 12,19 por ciento del total. Un 44 por ciento fueron de españoles con extranjeras y un 30 por ciento de españolas con extranjeros.

Inmigración anuncia un plan estratégico para la integración de los inmigrantes

La secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, anunció, en su primera intervención ante el Congreso, la próxima puesta en marcha de un plan estratégico para coordinar y ejecutar las políticas de integración de la Administración central, las comunidades autónomas y los ayuntamientos. El plan contará con un “fuerte impulso presupuestario”, según declaró al término de la sesión en la Cámara.

Tras valorar positivamente los planes de inmigración aprobados en algunas comunidades autónomas y ayuntamientos, enunció algunos puntos esenciales del plan como, por ejemplo, impulsar los planes autonómicos y locales, promover mensajes positivos sobre inmigración y avanzar hacia la normalización. Respecto a este último punto, subrayó que no pretende que los inmigrantes “dispongan de cauces singularizados o incluso privilegiados”. El objetivo es que las personas inmigradas tengan acceso a las políticas públicas a través de los cauces ordinarios de la Administración.

Plan integrador

Las principales áreas de atención del plan se basan en cuatro puntos. La ayuda humanitaria primaria, la elaboración de una red de alerta temprana (zonas de riesgos potenciales) que permita intervenir y evitar la agudización de conflictos latentes, generar iniciativas de codesarrollo y promover itinerarios de integración del emigrante desde la acogida hasta la mejora en el acceso a las oportunidades de empleo e inserción sociolaboral por cuenta ajena , entre otras actuaciones integradoras como cobertura sanitaria o procurar la reagrupación familiar.

El Gobierno dará atención prioritaria al acceso a la educación de los residentes y sus descendientes y está dispuesto a otorgar el derecho a voto en las elecciones locales a los inmigrantes legales con arraigo en nuestro país, para lo que reclamó un respaldo holgado del Parlamento. Rumí señaló que las dos premisas sobre las que se basará el proyecto serán que el inmigrante pueda probar una residencia permanente (más de cinco años) y que exista con el país de origen un acuerdo de reciprocidad.

No hay comentarios