Última hora

Gobierno pretende acabar este mes con el colapso que sufre la renovación de permisos de residencia

Aproximadamente la mitad de los expedientes de inmigrantes en tramitación corresponden a renovación de permisos de residencia

La idea anticipada por el Delegado del Gobierno en Madrid para acabar con las colas de inmigrantes se pondrá en práctica habilitando para ello oficinas de la Seguridad Social. Inmigración quiere resolver este espinoso asunto en cuatro semanas

Control e integración... son los mensajes que ha lanzado la Secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, respecto a la regularización de los inmigrantes. El Gobierno trabaja en la remodelación del reglamento de la Ley de Extranjería, que, en cualquier caso, tendrá que esperar hasta después del verano.

Los extranjeros podrán presentar a partir de hoy sus solicitudes de renovaciones de permisos de trabajo y residencia en oficinas habilitadas de la Seguridad Social, según anunció este lunes la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, durante la inauguración de una Jornada del Consejo Económico y Social (CES) en la que se presentó el informe "La inmigración y el mercado de trabajo en España".

En cualquier caso, fuentes de este Departamento, explicaron que en algunas provincias la apertura de las oficinas para este servicio puede retrasarse uno o dos días en función de la organización de cada una de ellas. En cualquier caso, Rumí comentó que el pasado jueves se firmó una encomienda de gestión que habilita a las Oficinas de la Seguridad Social a llevar a cabo esta prestación, que "hoy se pone en marcha".

"No es admisible que la Administración sea la culpable de que un extranjero caiga en la irregularidad --comentó--. Nos hemos tomado como una prioridad solucionar este colapso". El retraso en las tramitaciones afecta a unos 400.000 expedientes, aunque en este caso las oficinas se habilitan exclusivamente para renovaciones de permisos, que el Gobierno quiere que este normalizado a partir del 1 de agosto.

Esta es una de las medidas incluidas en el Plan de Choque elaborado por los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales y de Administraciones Públicas,, que incluye la creación creación de 267 puestos de trabajo, a través del INEM. El Plan contempla la desconcentración del servicio en varios locales, con la finalidad de disgregar la gestión y evitar, de esta manera, la congestión actual en las principales oficinas y unidades de extranjería de Madrid, Barcelona, Alicante, Murcia, Almería y Málaga.

HUELGA DE HAMBRE

Antes de la inauguración, Rumí se refirió al abandono de la huelga de hambre por parte de un grupo de inmigrantes que se habían concentrado frente a la catedral de Barcelona para pedir su regularización, y consideró que es una decisión "muy acertada". En este sentido, apuntó que el Gobierno se tomará el tiempo que precise para elaborar un Reglamento lo más eficaz posible y que esto "no debe poner nervioso a ningún extranjero".

También afirmó que este miércoles viajará a Marruecos para tratar con sus homólogos de aquel país las cuestiones que afectan a ambos Estados en materia de inmigración.

Por otro lado, la secretaria de Estado valoró muy positivamente el informe del CES, que contiene varias propuestas fundamentales: simplificación y flexibilización de los procedimientos de acceso al mercado de trabajo y refuerzo de la conexión entre oferta y demanda; profundización en la regularización individual por arraigo vinculada al empleo; creación de una ventanilla única de presentación de solicitudes; y facilitar documentos a quienes denuncien tramas de explotación laboral.

CC.AA. Y AYUNTAMIENTOS

En este sentido, precisó que estas medidas, que tendrán su reflejo en el reglamento, no tienen por qué recogerse en su literalidad, sino que coparte el diagnóstico recogido en el estudio y las vías para alcanzar soluciones. Además, Rumí también destacó el refuerzo de la participación de las comunidades autónomas y los ayuntamientos en las políticas de inmigración para hacer una política de inmigración con contenido.

Por su parte, el presidente del CES, Jaime Montalvo, destacó que el informe supone la existencia por primera vez de una postura común de sindicatos, empresarios y los principales sectores productivos, asociaciones de consumidores, economía social y expertos, con propuestas para abordar en España el fenómeno de la inmigración.

Jaime Montalvo subrayó que de acuerdo con el informe del CES, parece haber un acuerdo para estudiar, caso por caso, la concesión de residencia a quienes tengan arraigo laboral en España