Última hora

Los expertos solicitan políticas de ayuda para la inmigración

Los expertos solicitan políticas de ayuda para la inmigración
Un curso analiza los fenómenos migratorios actuales y sus impactos en la sociedad española

ALGUNOS DATOS SOBRE LA INMIGRACIÓN
En 1991 había 840.000 residentes extranjeros en España.

En el padrón de 2002 su número ascendió a 2.700.000, por lo que en la actualidad se calcula que la cifra de extranjeros empadronados es de 3.500.000 personas, casi el 8% de la población (360.000 son de la UE y el resto de otros países, en su mayoría del África subsahariana y América latina).

Las proyecciones estiman que en el año 2010 puede haber más de 6.000.000 de inmigrantes (15% de la población).

El 30% de los accidentes laborales fue sufrido por trabajadores inmigrantes.
El fenómeno de la inmigración se ha convertido en los últimos años en uno de los asuntos que más preocupa a los españoles, que en ocasiones muestran su reticencia a la llegada de extranjeros de clases sociales desfavorecidas.

A juicio de los expertos, la aparición de brotes xenófobos y racistas en nuestro país solo puede ser combatida con la aplicación de políticas sociales que, por un lado, mejoren la atención a los inmigrantes y, por otro, aseguren la asistencia a los ciudadanos nacidos en el territorio nacional.

Este es el tema principal del curso 'Tendencias en inmigración y exclusión social y sus impactos sociales en la España del siglo XXI', que a lo largo de la presente semana se celebra en la sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) en Mérida.

José Félix Tezanos, catedrático de sociología y director del seminario, recalcó que en la actualidad la población extranjera empadronada en nuestro país ronda el 8% del total, con un espectacular ascenso en la última década. Esto ha provocado que «la opinión pública ha ido evolucionando, hasta el punto de que considera la inmigración como el cuarto problema social de España».

«Esto requiere un esfuerzo de análisis», añadió, «para saber qué está ocurriendo, sobre todo los riesgos de exclusión social y el deterioro de algunos emigrantes, los no europeos sobre todo». Estas personas están ocupando los puestos de trabajo menos demandados, pero puede llegar un momento en que ya no haya empleo disponible.

En consecuencia, «el riesgo que tenemos es que los inmigrantes lleguen con una condición de entrada muy deteriorada, lo que les hace demandantes de servicios sociales».

Esto genera brotes de xenofobia, ya que «algunas familias de bajos ingresos están perdiendo becas de comedor y otros servicios: los sectores más críticos son los trabajadores, que se dan cuenta de que, como no suben los gastos sociales, están perdiendo posiciones relativas».

«El gasto social en España ha bajado cinco puntos de PIB desde el año 1996», recalcó Tezanos, «con lo que, al no haber más recursos pero al repartirlos entre más personas, se distribuye entre los inmigrantes, que tienen peor situación».

Las consecuencias del aumento de la inmigración también se notan en el sector de la vivienda, ya que hay propietarios que retiran su vivienda del mercado del alquiler por los problemas que pueden presentar los extranjeros (como el exceso de inquilinos).

Asimismo, Tezanos destacó que «el índice de población reclusa entre los inmigrantes (aunque es una minoría, 15.000 personas) es cuatro veces superior al de la población española».

«Ha habido también una sobredemanda del sistema de salud pública, que actualmente tiene 3.000.000 más de usuarios sin haber incrementado el presupuesto», añadió. Junto a esto, «hay un impacto sobre la degradación de zonas urbanas, en las que empiezan a formarse ciertos guetos».

Para combatir estas tendencias, el catedrático de sociología considera imprescindible un modelo de política de atención a los inmigrantes con la adopción de medidas como el aumento del gasto social, apertura cultural en las escuelas, mejorar los procesos de regularización y favorecer el acceso a empleos más cualificados.

Falta de datos

Entre los ponentes en el curso, ayer participó Carlos Angulo, del Instituto Nacional de Estadística, quien aseguró que «el fenómeno de la inmigración en España es relativamente reciente: hasta el año 2000 no había apenas estudios sobre la materia».

A partir de aquel momento, con una entrada «masiva» de extranjeros, los registros oficiales comenzaron a tener en cuenta esta variable. Por esa razón, las fuentes son aún escasas (censo, padrón y Encuesta de Población Activa). «Ahora se están empezando estudios como la encuesta de condiciones de vida o de personas sin hogar, que podrá dar información más precisa sobre el fenómeno de los extranjeros».

3 comentarios

NELLY COSSER PEREZ dijo...

Sirvanse indicarme las dependencias a las que puedo recurrir para obtener un contrato de trabajo, soy peruana Bachiller en Administracion de Empresas con disponibilidad inmediata , muy agradecida.

Anónimo dijo...

HTML i

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! Barcode scanner supplier in chennai Subaru parts legacy used huge cocks fucking asses Sporting bet Who uses the barcode scanner