Última hora

El proceso de regularización del Gobierno deja en la incertidumbre a un gran número de inmigrantes

Las solicitudes para regularizar la situación de trabajadores extranjeros rondan ya las 300.000, pero el descontento entre la población inmigrante aumenta por la inflexibilidad del proceso, como muestra la huelga de hambre en Barcelona.

Esta semana, la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, ha anunciado que las solicitudes de trabajadores extranjeros en situación irregular al proceso de normalización rondan ya las 300.000, a punto de cumplirse el segundo mes de este procedimiento extraordinario.

De estas 300.000, el Gobierno ha concedido hasta ahora 42.066 autorizaciones provisionales –pendientes de que los empresarios den de alta en la Seguridad Social a los trabajadores- y resuelto definitivamente 3.364 expedientes. [Canal Solidario.org]

No hay comentarios