Última hora

Inmigración selectiva

(...) Un espectáculo dantesco. Escenas así sólo se habían visto en películas de nazis, con el trasfondo de las barreras metálicas de Auschwitz y en las razias en busca de esclavos.

Según la Comisión Económica para África, de Naciones Unidas (CEA), entre 1960 y 1989, 127.000 especialistas africanos altamente cualificados dejaron el continente. La hemorragia es especialmente preocupante en los sectores científico y tecnológico, en los cuales los países africanos están obligados a suplir las deficiencias provocadas por la emigración de masas, e importar personal cualificado, precisamente de los países occidentales. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), las salidas se cifran en 20.000 al año, desde 1990. Estos africanos, muy bien cualificados, abandonan el continente atraídos por los nuevos programas de inmigración selectiva, desarrollados por los países occidentales. Es un fenómeno que priva a África de sus mejores cerebros, colocándola en un círculo vicioso de pobreza y retraso social. Y, además, según un informe de la OIM, el fenómeno de la fuga de cerebros le supone a África un coste de 4.000 millones de dólares al año, en concepto de pago a profesionales extranjeros, sobre todo en el campo sanitario. solidaridad.net

No hay comentarios