Última hora

De la consigna «papeles para todos» al fuera los «sin papeles»

La marea de llegadas ha obligado a los socialistas a cambiar su discurso

MADRID- De un discurso comprensivo, flexible e integrador de los inmigrantes, próximo al «papeles para todos» cuando estaba en la oposición, el Gobierno, ahora desbordado por la mayor avalancha de indocumentados que ha habido nunca, la falta de colaboración de la Unión Europea y el estado de precampaña electoral ha endurecido su dicurso sobre la inmigración.
En 2001, el actual ministro de Trabajo, entonces portavoz del grupo socialista en el Congreso, ya vaticinó con tino que «la inmigración desbordaría al Gobierno». Entonces se refería a la gestión que realizaba el Partido Popular, pero posiblemente en ese momento no se imaginaban que él mismo sería protagonista de sus pesimistas augurios. larazon.es

No hay comentarios