Última hora

Zapatero anuncia tolerancia cero con la inmigración ilegal

«Sólo es positiva si está vinculada al mercado de trabajo», matiza

Madrid- El Gobierno ha terminado con su política de «papeles para todos». Por lo menos eso es lo que puede desprenderse de las manifestaciones efectuadas ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en relación con los indocumentados que llegan a España. El jefe del Ejecutivo dio un rotundo giro en sus manifestaciones y, si el domingo en León se mostraba tolerante con los expatriados que vienen de manera ilegal, ayer, en su intervención ante más de 100 embajadores, garantizó que no aceptará inmigración clandestina e ilegal «porque no es inmigración, sino un fraude a los inmigrantes, a los trabajadores y a las reglas de la convivencia».
Estas declaraciones están más en consonancia con las efectuadas el lunes por la vicepresidenta Fernández de la Vega a su vuelta de una gira por Europa en la que pidió ayuda para solventar el problema de los indocumentados que llegan a Canarias en cayucos. Ayer, el titular del Ejecutivo reiteró la solicitud de colaboración a Europa al asegurar que la cuestión de la inmigración tiene que asumirse, «inequívocamente», como un problema de dimensión europea. Por este motivo, en su opinión, es un asunto que debe pasar a formar parte de «la política prioritaria de una agenda exigente y constante de la UE». larazon.es

No hay comentarios