Última hora

Retorno forzado

Los inmigrantes representan el colectivo más afectado por la crisis. Familias rotas porque no llegan a fin de mes, que se aferran a la esperanza de que el mercado laboral dé un vuelco y puedan recuperar la estabilidad y la calidad de vida que consiguieron al emigrar a España. Pero esta solución no llega. De hecho, el retorno masivo de ciudadanos rumanos se comprueba pasando una tarde en la estación de autobuses. Sólo este domingo partieron tres autocares destino a Targoviste. No pueden más y prefieren capear la crisis junto a los suyos. También son significativos los datos del Ministerio de Trabajo sobre las contrataciones a través de contingentes, la posibilidad del retorno voluntario o la reagrupación familiar.

De hecho, los expedientes de reagrupación han registrado un descenso significativo, casi del 50%. En 2007 se firmaron un total de 2.730 expedientes frente a los 1.483 de 2008. Pero la situación no mejorará este año, al contrario, se restringirá aún más al anunciar el Gobierno un anteproyecto de la Ley de Extranjería que endurecerá la norma sobre la reagrupación familiar. Las cifras de extranjeros contratados en su país de origen para trabajar en la provincia, lo que se conoce como contingente, también han bajado, sobre todo, los contratos de temporada. En total en 2007 se concertaron 19 contratos estables y 282 de temporada frente a los 56 estables y 132 de temporada del año pasado.

Por otro lado, el plan de retorno voluntario para extranjeros desempleados no comunitarios, que permite al beneficiado recibir la cuantía del paro en dos pagos, uno de ellos anticipado, no ha terminado de cuajar. O más bien, se está iniciando ahora. En Castellón, desde el pasado 12 de noviembre lo han solicitado 73 personas, de las que hasta el día 10 de marzo se habían resuelto positivamente 59 expedientes, quedando por resolver 14.

No hay comentarios