Última hora

La avalancha de inmigrantes obliga a sanidad a gastar 300.000 euros en traducción sólo en Madrid

Nadie se atreve a hacer el balance del debe y el haber de la inmigración. Ninguna fundación bancaria o Universidad ha elaborado un estudio de cuanto es lo que los inmigrantes aportan a la Seguridad Social y cuanto es lo que suponen como coste.

En ciudades como Madrid los centros sanitarios atienden a tantos extranjeros que ha sido preciso habilitar un servicio de traducción simultánea para poder prestar una buena asistencia. Los servicios de urgencias de todos los hospitales de la red de la Comunidad de Madrid contarán a partir del próximo lunes con un sistema de traducción simultánea con 50 idiomas a través de un teléfono móvil para los extranjeros residentes en la región que desconocen el español y se encuentran dificultades a la hora de explicar lo que les pasa. La inversión inicial es de 300.000 euros. En el caso de la Comunidad de Madrid, estará funcionando las 24 horas del día durante los 365 días del año y el servicio correrá a cargo de la empresa Dualia, que contará con “profesionales para dar cobertura de los diferentes idiomas”, unos 50.

El sistema que se va a implantar consiste en un teléfono móvil con dos auriculares, uno para el médico y otro para el paciente. A continuación se realizará una llamada al centro concertado, donde los profesionales podrán traducir a más de 50 idiomas, entre rumano, árabe, búlgaro, chino, o ruso, entre otros. El teleoperador les traducirá la conversación en tiempo real. De esta manera, explicaron los responsables se “minimizará la ansiedad y estrés que se produce por la falta de entendimiento”, y en el caso, por ejemplo, de los hospitales, se agilizarán los diagnósticos clínicos y con ellos, el tiempo de espera en los servicios de Urgencias. También supone una tranquilidad adicional, tanto para el paciente como para el personal sanitario, para el primero porque se puede expresar con facilidad en su idioma, y para el segundo porque puede entender lo que le están contando.

No hay comentarios