Última hora

«La reforma de la Ley de Extranjería supone un paso atrás muy importante»

Ultima Hora Digital

Macky Sall, ex primer ministro senegalés y líder de Alianza para la República (APR), visitó ayer Mallorca para encontrarse en la Porcíncula con la comunidad senegalesa que reside en la Isla, unas 2.500 personas.

El encuentro tuvo un marcado carácter político para sondear la opinión de los emigrantes senegaleses e incorporar sus demandas al programa electoral de la nueva formación política que lidera y con la que se presentará a las presidenciales de 2012.

Durante una entrevista concedida a este periódico, Sall incidió en el retroceso que ha experimentado España tras la reforma de la Ley de Extranjería: «Un paso atrás muy importante para este país, que debería asumir su papel histórico», lamentó.

«El trabajo de la numerosa comunidad exterior senegalesa es vital para el desarrollo de la economía de nuestro país. Sabemos que España está necesitada de mano de obra, por ejemplo en sectores como la agricultura, y creo que es mejor favorecer una situación de legalidad que la política actual», añadió. «Es cierto que hay que ordenar los flujos migratorios y el problema de los cayucos, pero hay que compartir la gestión de forma equilibrada».

La inmigración debe ser abordada «en el marco de un mundo global, desde el compromiso con la cooperación y la solidaridad».
En España hay 45.000 senegaleses regularizados y otros tantos en una situación administrativa ilegal, añadió Mouctar Belal Ba, coordinador general del APR en España, quien acompañó a Sall, junto con Alioune Ndant Fall, secretario general de la Diáspora (nombre de la asociación que agrupa a los senegaleses que residen fuera de su país) y el coordinador del APR en Balears, Birane Baba Sall.

Macky Sall fue destituido en 2008 del cargo de presidente de la Asamblea Nacional, tras ser implicado por el propio Gobierno senegalés en una red de blanqueo de dinero.

Acusaciones que ayer calificó de «falsas» y fruto de prácticas «antidemocráticas». El pasado enero le fue retirado el pasaporte a sólo dos meses de las elecciones locales, si bien finalmente Sall pudo concurrir a las municipales y ganar la alcaldía de Fatick.

No hay comentarios