Última hora

El 54% inmigrantes trabajaba en 2009 en economía sumergida, el doble que 2006

KAOSENLARED.NET --

La memoria del CITE 2009, presentada hoy, recoge que en el último año los inmigrantes que trabajaban en la economía sumergida pasaron del 53,43% al 54% y que esta situación laboral afectó tanto a quienes tienen una situación administrativa irregular como a los que tienen permiso de residencia y autorización para trabajar.

El servicio doméstico, la construcción y la agricultura son los sectores más castigados por este fenómeno, por lo que el CITE ha reclamado una mayor intervención de la inspección de trabajo contra este fraude.

En 2009 se atendieron en esta oficina a 1.888 personas menos que en 2008, una reducción que fuentes del sindicato atribuyen además al cierre de las oficinas de Reus (Tarragona) y Sant Feliu de Llobregat (Barcelona).

El estudio recoge también un descenso de los usuarios que estaban en situación administrativa irregular, que pasa del 45,3% al 43%.

Los responsables del informe aseguran que si se hace una extrapolación de los datos, y teniendo en cuenta las personas extranjeras empadronadas en Cataluña (1,150 millones) y los permisos de residencia (950.000) se podría estimar en 200.000 los inmigrantes en situación irregular (el 17,39% del total) El CITE recalca que la irregularidad, que afecta más a los hombres (53,5%) que a las mujeres, es en algún caso sobrevenida, ya que se trata de personas que por motivos administrativos o por falta de cotización a la Seguridad Social a causa del paro han perdido sus papeles.

Según esta misma extrapolación, los bolivianos son los que más padecerían la situación de irregularidad, seguido de los marroquíes y los senegaleses.

Los datos de situación laboral muestran una pérdida de seis puntos en las personas que afirmaron no tener trabajo, una caída especialmente grave en el sector de la construcción (12%), datos que coinciden con los de la Seguridad Social, que hablaban de la destrucción de 40.000 puestos de trabajo ocupados por extranjeros.

El aumento del paro afecta sobre todo al colectivo marroquí, y se da la paradoja de que a los bolivianos, con mayor irregularidad administrativa, les afecta menos el desempleo, lo que demuestra el peso de la economía sumergida entre los trabajadores de este origen.

Igualmente, también se ha detectado un paro camuflado en el servicio doméstico discontinuo, de personas que para renovar sus permisos de residencia se dan de alta en la Seguridad Social como discontinuo y pagan la cotización sin trabajar.

Las consultas realizadas en el CITE se reparten casi al 50% entre hombres y mujeres, que realizaron una media de 3,7 consultas, principalmente sobre arraigo social (21%), renovación de autorización de trabajo (14,22%), reagrupamiento familiar (12,71%) y autorización de trabajo y residencia (10,03%).

La memoria observa una bajada importante de consultas sobre permisos iniciales de trabajo, que los autores atribuyen a la crisis económica y al paro.

Por países, el mayor número de usuarios proceden de Marruecos (14,95%) y se registra un aumento considerable de bolivianos (12,05%), que desplaza del segundo puesto a los ecuatorianos (9,24%), que ha bajado al tercer lugar, seguidos por los colombianos (7,97%), peruanos (5,39%) y argentinos (4,16%). EFE



No hay comentarios