Última hora

La crisis causó la mayor salida de inmigrantes de España en 2009

 · ELPAÍS.com

La evolución de la población inmigrante en la Comunidad Valenciana vivió en 2009 un punto de inflexión en su tendencia al alza. La dureza con la que la crisis golpea la economía valenciana causó el año pasado la mayor salida de extranjeros en cifras absolutas de España. El avance del padrón municipal a 1 de enero de 2010, que ayer publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja que el censo de extranjeros cayó en 4.718 personas en solo un año. Esta cifra es la más alta en números absolutos de toda España (la segunda en relativos). Sólo tres autonomías perdieron extranjeros.

Castellón perdió en dos años el 38% de los permisos de residencia y trabajo


El desglose por nacionalidades evidencia que fueron los ciudadanos ecuatorianos, colombianos y bolivianos los que registraron la mayor caída, lo que evidencia que el movimiento poblacional obedece principalmente a la evolución de la inmigración laboral. La crisis ha golpeado con especial fuerza a los sectores que en su momento generaron más empleo -construcción y servicios-, que son los que sufren más el cambio de situación, coinciden Salvador Roig, secretario de Comunicación de CC OO-PV en L'Alacantí-Les Marines, y Carlos Gómez Gil, director del Observatorio Permanente de la Inmigración de la Universidad de Alicante (UA).

Lejos queda ya, por tanto, el fuerte crecimiento que registró la población valenciana de la mano de la inmigración, ya que de cada 100 nuevos empadronados en la Comunidad en la última década, 80 eran inmigrantes, recuerda Gómez Gil.

"En la medida en que la crisis está golpeando más fuerte en la Comunidad Valenciana, la población inmigrante, que ha sido el vector sobre el cual se ha alimentado el crecimiento demográfico, busca estrategias para resistir. Éstas son múltiples y entre ellas está el retorno a sus países de origen", agrega Gómez Gil. El retorno a su país de origen o la marcha a otras autonomías. Un aspecto que también menciona Marisa Baena, responsable de Migraciones y Cooperación de UGT-PV, que para explicar las cifras añade la contratación en origen e incluso el retorno de residentes ingleses por la devaluación de la libra. Los sindicatos agregan que otro factor, mínimo, puede llegar de la no renovación del padrón.

Gómez Gil defiende que se está viviendo un "proceso de reorganización de la inmigración". Un fenómeno que el sociólogo ha detectado con claridad en su informe Evolución y comportamiento del empleo de los inmigrantes en la Comunidad Valenciana desde 2007 a 2009. El análisis evidencia que en dos años en la Comunidad Valenciana se perdieron casi el 29% de los permisos de trabajo y residencia de inmigrantes de toda España. Una fuerte pérdida que se convierte en toda una sangría en Castellón, donde en dos años se han perdido el 38% de los permisos de trabajo y residencia de los extranjeros. Alicante perdió un 8,1% de los mismos y Valencia, con un 6,9%, fue la provincia que ha experimentado un comportamiento menos negativo.

El informe también refleja cómo el sector agrario se ha convertido en el principal sector refugio durante estos dos años, con un aumento de la afiliación del 18,4% en los extranjeros de la UE y del 28,1% en los de países terceros. Y, finalmente, el documento refleja que las mujeres inmigrantes están "resistiendo mejor la crisis".



No hay comentarios