Última hora

Los sindicatos califican de éxito el seguimiento de la huelga durante las primeras horas

Los sindicatos han expresado su satisfacción por el desarrollo de la huelga general durante las primeras horas de la jornada. En el primer balance de UGT de esta madrugada, la central ha calificado el seguimiento por parte de los turnos de noche de "masivo", aunque ha lamentado los incidentes violentos que se han producido. Mientras, CC OO ha recalcado que el consumo eléctrico de las primeras horas es similar al de un domingo, lo que supone "el indicador más objetivo del éxito de la huelga".
Pocos minutos después de la medianoche se vivieron en las sedes centrales de CC OO y UGT los primeros momentos de euforia, reconvertida en satisfacción dos horas más tarde por aquello de la prudencia, ya que el verdadero termómetro de la jornada se pondría en marcha desde las seis de la madrugada. "Va todo muy bien", decía el secretario general de Metal y Construcción de UGT, Manuel Fernández, Lito, en la sede de Madrid, después de las dos primeras horas de paro.

UGT ha destacado los paros en el sector del metal, en las grandes obras de infraestructuras y en los servicios de limpieza y recogida de basuras, y ha asegurado que los mercados centrales de Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia han permanecido "prácticamente inactivos" pese a la fuerte presencia policial, al igual que los puertos de Canarias. El sindicato también ha subrayado el corte de emisiones en Telemadrid y en Canal Sur Televisión.

La huelga "ha paralizado prácticamente todas las grandes empresas de los sectores metalúrgicos durante el turno de la noche", según un comunicado conjunto de las federaciones de Industria de ambos sindicatos. CC OO ha destacado los paros en los centros de trabajo de Renault, Citroen, Nissan, Ford, Peugeot, GM, Seat, Volkswagen, Mercedes e Iveco-Pegaso. La protesta ha tenido un seguimiento de casi el 100% en el turno nocturno en la mayoría de las fábricas del área metropolitana de Barcelona.

Las sedes de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Madrid y Burgos han cerrado, según los datos de UGT, al igual que las empresas lácteas de Asturias. El paro también ha sido total en el sector de la pesca de arrastre andaluz. En el sector sanitario, se han cumplido los servicios mínimos y no se han producido incidentes, según Comisiones Obreras, aunque las plantillas son similares a las habituales en los turnos de noche. También ha parado la actividad en el aeropuerto de Girona, donde opera mayoritariamente Ryanair, que ha cancelado todos los vuelos nacionales y gran parte de los internacionales.

UGT ha criticado "la violencia que ha presidido la actuación de las fuerzas de seguridad en algunas comunidades autónomas", que ha causado cinco heridos en Valencia y "fuertes enfrentamientos" en Castilla y León. También han resultado heridos tres miembros de piquetes debido a sendos atropellos en Madrid, Ciudad Real y Barcelona.

Rectificación de la política económcia

En el último acto previo al inicio de la primera huelga general que los sindicatos convocan contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, los secretarios generales de UGT y CC OO, Cándido Méndez y Ignacio Fernández Toxo, exigieron ayer al presidente una rectificación de su política económica al tiempo que auguraron un éxito rotundo de la jornada de paro, informa Miguel Ángel Noceda.

Toxo y Méndez eligieron la Puerta del Sol para celebrar el último gran acto de llamamiento a la huelga. Arropados por la plana mayor de Izquierda Unida (Cayo Lara, Gaspar LLamazares e Inés Sabanes, entre otros), los líderes sindicales se mostraron seguros del éxito del paro y dijeron que esta huelga se ha convocado contra las decisiones politicas del Gobierno. En este contexto, criticaron al Ejecutivo por haberse rendido ante los mercados financieros y no haber tenido en cuenta las peticiones de los trabajadores. Méndez subrayó la importancia del 29-S al asegurar que se trata de "un envite democrático que nos jugamos todos". Toxo, por su parte, recordó que el día de la huelga en España formaba parte de las movilizaciones que se van a celebrar en toda Europa contra la polítca economica dictadas por Bruselas y el FMI. Ambos líderes dijeron que el Ejecutivo estaba a tiempo para rectificar. Toxo lo expresó muy gráficamente: "Una ley se cambia con otra ley".

Al término del acto intervino por sorpresa el presidente de la confederación de sindicatos mundial, el alemán Michael Sammer, quien abundó en los mensajes de Méndez y Toxo y subrayó que el mensaje que los sindicatos querían trasmitir es que la crisis proviene de los mercados financieros y los bancos. Sammer se preguntó: "¿Y quién va a pagar esto? Los trabajadores. Pero los trabajadores no pagamos la cuenta". "Teníamos muchas esperanzas en el Gobierno de Zapatero, pero nos ha decepcionado. Hay que ayudar a Zapatero a encontrar la rectitud política", dijo.

Giro a la izquierda

Horas antes, Méndez y Toxo exigieron al presidente del Gobierno un giro a la izquierda y un abandono de sus "políticas neoliberales". En un acto en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, Toxo reclamó a Zapatero que mire "a la izquierda de la Cámara" y no piense sólo en "los nacionalistas que son, primero que nada, nacionalistas".

Ambos líderes sindicales cerraron la puerta a cualquier acercamiento a Zapatero después de la huelga si antes no rectifica su política económica "en clave de recortes".

El presidente ha anunciado a los miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE que tiene la intención de pactar con los sindicatos los reglamentos que desarrollan la reforma laboral, pero UGT y CCOO niegan de momento cualquier posibilidad de aproximación. "Después de imponer la reforma laboral, romper el convenio colectivo de los funcionarios y poner al borde del precipicio el Pacto de Toledo, el presidente, si no rectifica, no tiene credibilidad cuando usa la palabra diálogo", argumentó Méndez, que terminó su intervención con tono irónico: "Si este presidente es experto en algo, es en rectificar".

En esta línea, Toxo proclamó: "El 29- S no es el final ni una estación de término. Una ley se cambia con otra. Esta es la reforma laboral más lesiva de la historia de la democracia. Llega a extremos que nadie imaginó ni en nuestras peores pesadillas". No faltaron tampoco en sus discursos un vistazo a la historia y al efecto político de otras huelgas. "Zapatero y su gente tratan de desactivar el paro de una forma más sibilina que los empresarios, pero que se miren en el espejo de sus predecesores", exclamó Toxo, en referencia a Felipe González y José María Aznar. "¿Qué pasó con el plan de empleo de 1988? Quedó en el cajón y, además, le cambiamos la cara a las protecciones sociales de este país. Y en 2002 también trataron de desanimarnos y le dimos la vuelta a casi toda la reforma laboral. Aznar tuvo que cambiar al ministro de Trabajo".

Los líderes sindicales quisieron dejar claro que la huelga no va contra el Gobierno ni pretende derribarlo, sino contra sus políticas.

El presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, arremetió ayer, de nuevo, contra los sindicatos: "No han estado a la altura de las circunstancias ni han tenido altura de miras".

No hay comentarios