Última hora

Una nueva generación sin papeles

Suscribete al feed de Inmigrantes en España

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón, presentó ayer en Barcelona el borrador del reglamento de Extranjería. Cuando se le preguntó si se concederían permisos de residencia por arraigo social a extranjeros con informes negativos de los Ayuntamientos respondió que no, y añadió que el Estado ya lo hace.


Algunos puntos aspectos sí son novedosos en el borrador: la expulsión del inmigrante procesado o imputado por delito o falta, por el que la condena sea menor a seis años, el permiso de residencia para las mujeres víctimas de maltrato y la incorporación del arraigo familiar al social y al laboral, por el que los padres de hijos españoles dispondrán del permiso de residencia temporalmente.

«El borrador no aporta nada nuevo», sostienen desde la asociación Antorcha, Norte y Guía para la Inmigración. «Aquí no hay «niños ancla». Se refieren a que la nacionalidad en España es «ius sanguinis», no se adquiere simplemente por el hecho de nacer en territorio español.

Es decir, sólo aquellos hijos de padres españoles –o que uno de ellos lo sea– o que el país de procedencia de los progenitores conceda la nacionalidad española podrán beneficiarse. «Por un lado intentan ganar votos de los inmigrantes y por otro tranquilizar a la población».

Reforma francesa

Recientemente, el ministro de Interior de Francia, uno de los países europeos más radicales respecto a la regularización de sus inmigrantes, presentó también una reforma del Código de Extranjería, según la cual se permite retirar la nacionalidad francesa a toda persona con doble nacionalidad desde hace menos de 10 años y que sea culpable de una agresión contra un depositario de la fuerza pública. «Lógicamente, estas normas no son bien recibidas entre los inmigrantes. Por eso intentan suavizarlo con la otra medida», concluyen desde la asociación.

En España residen actualmente 6.566.640 extranjeros, según datos del INE el pasado año. Encambezan la clasificación los rumanos, 783.981, y marroquíes, 754.114. Dos nacionalidades que no podrán disfrutar de esta posible normativa. Sus respectivas constituciones no permiten que los hijos de sus ciudadanos nacidos en terreno español obtengan la nacionalidad española.

Cuatro años sin papeles

Este verano hará cuatro años desde que Vasel y su marido llegaron a nuestro país desde Ucrania. Como otros 80.307 este año, un 2,58% más que en 2009, a pesar de la crisis.Tres días enteros viajaron en un microbús con un visado de turista, al no estar Ucrania dentro del tratado de Shengen. «En Ucrania trabajaba de peluquera y mi marido no acabó los estudios», cuenta Vasel, de 25 años. «Vinimos aquí porque allí no podíamos formar una familia».

Encontraron acogimiento en casa de sus suegros, pero a día de hoy no tienen papeles. A pesar de que ella ha trabajado de peluquera y él de obrero, no les firmaron contrato. «Es posible que encuentre trabajo limpiando en una casa y me harán los papeles. Si no, volveremos por nuestra hija, porque no tendrá tarjeta de residencia».

Aunque cualquier niño residente en España tiene derecho a sanidad y escolarización, desde ACOBE –Asociación de Cooperación entre Bolivia y España– explican la desventaja en un niño sin nacionalidad española hijo de un «sin papeles». «Las plazas en la guardería van por puntos. Que los padres tengan trabajo son siete. Si los padres no están documentados no pueden acreditarlo», informa la abogada. «Conozco casos de mujeres que necesitan trabajar y dejan a los niños en centros porque no pueden encargarse de sus hijos». Otras limitaciones son las becas de comedor o libros. Los padres tampoco pueden acceder a ellas si no están regularizados. En caso de que se encontraran en situación de exclusión social, el niño queda desprotegido porque no pueden presentar la renta mínima de inserción, al no haber cotizado. «Ni pueden hacer la Selectividad si siguen sin permiso de residencia, aunque es raro que a esas alturas los padres no hayan conseguido los papeles».

«A mí me parece muy buena idea la del Gobierno», comenta Yecenia, de Honduras. A sus 24 años abandonó su puesto en una fábrica de envases para venir a España. «Somos ocho hermanos y no tenemos padre. No pude estudiar, y aquí vivo mejor», cuenta. Conoció a su novio, también hondureño, en una fiesta. «Me he quedado embarazada y me gustaría que mi hijo naciera aquí para que pueda trabajar y vivir bien. No tengo papeles. Pero no quiero volver a mi país».

Tipos de arraigo
- Laboral. Afecta a aquellos extranjeros que acrediten una permanencia continuada en España mínima de dos años, siempre que no tengan antecedentes penales tanto en España como en su país de origen y demuestren relaciones laborales con duración a partir de un año.
- Social. Para los que lleven en España tres años como mínimo, tengan un contrato de trabajo por un año, carezcan de antecedentes , acrediten vínculos familiares con otros extranjeros residentes o presenten un informe emitido por el ayuntamiento que demuestre inserción social.
- Familiar. Cuando los hijos sean españoles y convivan con ellos. Incluye a extranjeros que fueron españoles.

3 comentarios

Anónimo dijo...

Mejor aun es beneficiar a un Cubano que nunca ha contribuido con algun tipo de trabajo para el gobierno y solo porque ha conseguido un papel que dice que es de nacionalidad española pero en realidad no sabe nada de la cultura y los custumbres españoles quiera venir al pais y pedir ayuda financeira, esto es justo ? y los inmigrantes trabajadores que han contribuido de alguna forma para el desarrollo del pais es justo expulsarlos solamente porque no tienen papeles ? Entre otras cosas creo que ya empieza haber una cierta mafia cubana pues aun no he conocido alguno en el paro, y la gente de europa del leste como esta familia de Ukraine que seguramente son trabajadores de verdad no pueden recibir ningun tipo de ayuda.
De estos pequeños problemas uno empieza a darse cuenta de la situacion economica española.

Anónimo dijo...

PORQUE NO LE FACILITAN LAS PUERTAS A LOS INMIGRANTES EMPLEADOS SIN PAPELES,DONDE SU JEFE ESTA DISPUESTO HACERLE LA OFERTA DE TRABAJO,Y ESTA EMPADRONADO POR MAS DE SEIS MESES,Y TIENE MAS UN AÑO TRABAJANDO,AUNQUE NO TENGA TRES AÑO EN ESPAÑA,TAMBIEN ELLOS TIENEN DERECHO A TENER SUS PAPELES, LES INTERESA PAGAR SU SEGURIDAD SOCIAL NECESITAN VISITAR SUS FAMILIARES,Y AL GOBIERNO LE CONVIENE QUE TODO EL QUE TRABAJE PAGUE SU SEGURIDAD SOCIAL,YA ESTA BUENO ES HORA DE QUE PIENSEN POR TODOS EN GENERAL

Anónimo dijo...

llevo 7 añoss en españa .en ultemos 2 años es inposeble conseger un contrato de un año.no hayy.por lo menos k sean 6 meses .asi podemos ver nuestros padres .k son mayores yaaaaa