Última hora

Los inmigrantes hacen las maletas

 - ABC.es --

Corren malos tiempos para la inmigración. La crisis se ceba con la población extranjera, que en el último año ha sido uno de los colectivos más azotado por el incremento del desempleo. Frustrados y dejando atrás aquellas ilusionantes expectativas con las que llegaron a España, los foráneos optan ahora por huir de aquella tierra en la que sus sueños no pasaron de utopías. La desesperación ha llevado en el presente 2011 al aumento de las solicitudes de retorno voluntario que impulsa el Gobierno central y que contemplan la prestación por desempleo. Al mismo tiempo, se plantean cambiar su residencia a otros países europeos con mayores posibilidades.

La situación económica y la alta tasa de parados está haciendo mella entre el colectivo extranjero. «Gastaron todos sus ahorros para venir y ahora no dan con lo que vinieron a buscar, porque el momento muy bueno ha pasado», apunta el presidente de Cruz Roja de Castilla y León, José Varela, que asegura que «ya no encuentran lo que pretendían o quizás lo tuvieron pero lo perdieron. No tienen una seguridad para establecerse definitivamente y prefieren volver a sus casas, donde el nivel de vida es distinto y con menos dinero se conformarán y podrán tener su vida realizada».

Para los inmigrantes que quieren regresar a sus países de origen, el Gobierno facilita dos programas de retorno. Uno de ellos centrado les aporta los recursos económicos para pagar el pasaje y otro les permite el retorno con capitalización por desempleo. Ambos están gestionados por ONG. Cruz Roja y la Asociación Comisión Católica Española de Migración (ACCEM) son las encargadas de tramitar estas ayudas en Castilla y León. Desde que comenzará el año más de 133 personas se ha acogido a ambos programas a partir de estas organizaciones.
Máximas garantías

El primero de ellos está destinado a todos aquellos inmigrantes en situación de desempleo y que procedan de países extracomunitarios con los cuales España haya firmado convenios bilaterales en materia de Seguridad Social. Ellos podrán asegurarse un retorno con las máximas garantías. En primer lugar, porque podrán cobrar por anticipado toda su prestación por desempleo y, en segundo lugar, porque se computarán todas las cotizaciones realizadas en España y en su país de origen a efectos de su pensión futura. Desde que se puso en marcha esta iniciativa estatal en el año 2008, en Castilla y León un total de 564 personas han sido beneficiarios.

En 2011 las solicitudes para esta prestación en la Comunidad se dispararon. Si en 2010 Cruz Roja contabilizó 74 peticiones, en el primer semestre se habían adscrito al plan un total de 67 personas, el 90,54 por ciento del computo total del anterior ejercicio. Desde ACCEM se mantiene la tendencia del año pasado con una suma de una treintena de gestiones hasta junio.

Por su parte, la iniciativa estatal destinada a personas con falta de recursos económicos cofinancia el Programa de Retorno Voluntario de extranjeros con la Unión Europea y su Fondo Europeo para el Retorno y se puso en marcha en el año 2003. Desde entonces, 12.906 inmigrantes de toda España han regresado a los países de los que partieron en busca del sueño de occidente. En concreto, la ayuda se destina a inmigrantes, solicitantes de asilo, refugiados y personas con estatuto de protección subsidiaria que manifiesten su deseo de volver a sus casas y se encuentren en situación de vulnerabilidad, precariedad económica o en riesgo de exclusión social.

En Castilla y Le<ón, en 2010 una suma de 103 personas se acogieron a este programa, la mayoría de ellas, un 36,9 por ciento partieron desde Salamanca, provincia seguida de León (19,4%), Ávila (11.6), Valladolid (10,7%), Burgos(8,7%), Segovia (6,8%), Soria (3,9%) y Palencia y Zamora (con un uno por ciento cada una).
«Volver sin nada es duro»

Por otro lado, desde la Asociación de Ayuda al Inmigrante (Asain), su coordinadora, María Trinidad Varela, señala un creciente interés de los foráneos por abandonar España y trasladarse a países con mejor situación económica. La mayoría de ellos buscan poder rehacer su vida en otros rincones europeos en los que las posibilidades de trabajo son mayores, ya que regresar a su «casa sin nada es duro». Alemania es el destino que más eligen los que tiene ya la nacionalidad española y pueden entrar a la bolsa de trabajo europea Eures.

La red Eures oferta vacantes de empleo en 31 países de la Unión Europea, Noruega, Islandia y Liechtenstein y en Suiza. El portal de movilidad profesional ofrece funciones de búsqueda de empleo y a una red de cerca de 800 consejeros dispuestos a echar una mano a los solicitantes. Sólo cerca del dos por ciento de los ciudadanos europeos viven y trabajan en un Estado miembro que no es su país de origen.

«Curiosamente», son «muchos» los que en los últimos meses les han reclamado además información sobre Canadá. Y es que al parecer entre los inmigrantes se ha corrido la voz de que es un buen sitio en el que trabajar. El problema, que el billete es «mucho más caro y pocos se lo pueden permitir».

Ler:
Primer documento del Grupo de trabajo “Auditoria Deuda de España”.

2 comentarios

Anónimo dijo...

Que se vayan que sólo de las subvenciones que se les da a las asociaciones que crean comiamos todos los españoles,sino ver solamente en esta página unas pocas de las que hay y todas tienen subvenciones

http://elecuatoriano.com/es/es_aso_inmigra.html

esto es una ruina para España, y si me llaman xenófobo por esto, vale pues soy xenófobo ¿algún problema?

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo...Anonimo...estoy cansada de ver como en todos los trabajos estan ellos, voy a una gasolinera y ahi veo..voy a mercadona eroski y ect...ahi estan ellos...y digo...para cuando trabajo para los españoles? claro ellos dicen...es que los españolitos no quieren trabajar...y yo les digo seras tu y tu familia...y como crees que se han perdido las casas y los coches? Primero por los bancos que el gobierno siempre los alaba y segundo por que los convenios que hacen ellos a puerta cerrada son una estafa para españa. Y mas mas nos ira..la gente no creo que sea consciente de lo que se esta aproximando...y no es el fin del mundo como dicen algunos que para mi me da igual...de esta forma no pago ya la hipoteca y asunto arreglado carmba...Lo que viene es el fin de los tiempos buenos en españa...entre tanto chorizo que anda suelto y entre tanta corrupcion esto no lo levanta nadie que tenga dos pares de co...y juzque a todos esos policos mamarrachos con el ZP y toda su prole...como hicieron en ISLANDIA...por que dejar a un pais asi...se merece la carcel con todas sus consecuencias...