Última hora

La crisis convierte a España en un país de emigrantes

- ABC.es - 

Los años, no tan lejanos, en que la población española crecía por cientos de miles gracias a la inmigración han quedado atrás a causa de la severa crisis económica. Por primera vez al menos desde 2002, el número de españoles y extranjeros que abandonan nuestro país superó el pasado año a los que llegan. En concreto, se fueron 507.740 personas y llegaron 457.650, con lo que el saldo migratorio se situó en 50.090.

De acuerdo con datos dados a conocer a ayer por el Instituto Nacional de Estadística, los españoles que el pasado año tuvieron que salir al exterior a buscarse la vida alcanzaron los 62.611, mientras que los que regresaron a su patria fueron solo 42.127, con lo que la cantidad neta negativa es de 20.484. En cuanto a los extranjeros, salieron de España 445.129, mientras que los que arribaron fueron 415.523.

Entre 2002 y 2007, el ritmo migratorio era de un saldo positivo anual de más de 600.000 personas, llegando incluso el último de esos años a los 716.257. A partir de 2008, la diferencia entre inmigrantes y emigrantes empezó a recortarse, descendiendo a 443.930, para disminuir en 2009 hasta los 47.362, situarse en 2010 en 62.156 y llegar en 2011 a los citados números rojos.

Se van más españolas

Para el catedrático de Sociología de la Universidad de La Coruña y experto de la OCDE en Sistemas de Observación Permanente de Migraciones Antonio Izquierdo, lo más notable no es la caída de la inmigración, sino el aumento de la emigración, sobre todo de los españoles. «Era esperable que se marcharan más extranjeros, pero no hay una estampida. En cambio, ha aumento la salida de españoles a más de 62.000», señala. Con todo, aunque cada vez se van más españoles, de momento «se resisten a irse». El año próximo, vaticina, el dato «será más negativo» porque «la crisis es muy duradera». Y esto supone que España «pierde capital humano, crecimiento demográfico y población activa».

Profundizando más en los datos, Antonio Izquierdo destaca otro aspecto novedoso y preocupante: se van más mujeres que hombres —32.300 frente a 30.311—, y presumiblemente se trata de mujeres cualificadas. «Y eso no pasaba en años anteriores», se lamenta. Este hecho, si la crisis persiste, «va a repercutir en la fecundidad».

Por el contrario, en el caso de los extranjeros, son más los hombres que emigran que las mujeres —265.325 frente a 179.804—, en este caso porque ellas «ocupan la zona baja de la pirámide laboral y resisten mejor la crisis».

Nuestras cuentas en Twitter:
E-política Internacional.
Inmigrantes en España.

1 comentario

ictrast dijo...

Me parece muy curioso, según los datos de este artículo, los extranjeros que salieron de España fueron 445.129, mientras que los que arribaron fueron 415.523, lo que significa que los extranjeros en España sólo disminuyeron en 29.606 personas, mientras que 62.611 españoles se vieron obligados a emigran.

En mi opinión esta situación es insostenible e indignante, como es posible que nuestro gobierno permita que los Españoles nos veamos obligados a emigrar de nuestro país , mientras que se continua permitiendo el acceso al mercado laboral a extranjeros, como dato curioso cabe destacar que el número de extranjeros en España no comunitarios es de 5 millones aproximadamente, justo el mismo número de parados Españoles; así que si no se toman medidas al respecto y se realizan expulsiones masivas de extranjeros no comunitarios o bien se introducen leyes similares a Japón o Emiratos Árabes, en cuanto a materia migratoria, esto va acabar muy mal con conflictos y enfrentamientos.

En fin… en los próximos meses yo también emigrare seré parte de esas 32.300 mujeres Españolas con formación universitaria y experiencia que marchare de este país, no me queda otra opción, no tengo tanta suerte… naci en España y todas mis antepasados también.

Señor Rajoy en España al final sólo van a quedar, funcionarios, pensionistas y extranjeros subsidiados.