Última hora

CCOO cambiará su servicio de inmigración y ayudará a los que se vayan a la UE

- CCOO de Cataluña reconvertirá su histórico centro de información para trabajadores extranjeros (CITE) y una parte de los asesores del mismo orientarán también a los catalanes que quieran ir a trabajar a la Unión Europea (UE), como una manera de adecuar el servicio a una nueva realidad.

El secretario de Inmigración de CCOO de Cataluña, Ghassan Saliba, y el coordinador del CITE-CCOO, Carles Bertran, han explicado hoy en rueda de prensa que el nuevo servicio se pondrá en marcha el mes de abril, después de que los asesores reciban la formación necesaria.

"Se trata -ha apuntado Saliba- de adecuar el servicio a una nueva realidad y de intentar frenar los recortes de las administraciones" de los servicios a la inmigración, que han provocado el cierre de las oficinas del CITE de Ripoll y Olot (Girona), Rubí (Barcelona) y la reducción del servicio del centro de Girona, que está abierto sólo un día a la semana.

Bertran ha vaticinado que este año es probable que se produzcan más cierres, aún sin concretar, por lo que el sindicato ha apostado por reconvertir el centro de información diversificando los servicios de asesoramiento a personas que viven en Cataluña, ya sean autóctonos o inmigrantes y que quieran ir a trabajar a otros países de la Unión Europea.

Con la nueva orientación, el CITE se dedicará a personas jóvenes que quieran ir a trabajar a la UE, a trabajadores extranjeros que tienen el permiso de trabajo europeo y deseen emigrar y también a empleadas y empleadores del servicio doméstico.

La desaparición del Régimen especial de trabajadores del hogar y su inclusión en el Régimen general de la Seguridad Social, que entró en vigor el 1 de enero y que tiene un plazo de adaptación hasta julio, puede "tener efectos negativos, sobre todo en trabajadoras extranjeras que estaban adscritas a la modalidad de fijas discontinuas", ha señalado Saliba.

Por ello, una parte del CITE también se dedicará a asesorar no sólo a estas trabajadoras, muchas de las cuales son inmigrantes, sino también a sus empleadores, que son los que las han de contratar y darlas de alta en la Seguridad Social, según la nueva normativa.

La reconversión del CITE ha sido bien acogida por las administraciones, la Generalitat, las diputaciones y varios ayuntamientos catalanes, según Saliba, que precisa que otra cosa es que les den su apoyo de forma efectiva.

El apoyo de las administraciones, especialmente la local, a este nuevo servicio de información y asesoramiento es importante ya que varias de las oficinas del CITE están vinculadas a dependencias municipales o comarcales.

El pasado año 2011, se atendieron en las 43 oficinas del CITE en Cataluña a 15.493 personas, dos mil menos que en 2010 y casi cinco mil menos que en 2007, a causa de la fuerte incidencia de la crisis económica, asegura el sindicato.

Otros aspectos negativos de la crisis han sido el incremento de la irregularidad sobrevenida en muchas personas extranjeras que no pueden renovar sus autorizaciones de residencia o trabajo por encontrarse en paro o por no haber cotizado a la Seguridad Social el mínimo necesario.

Ghassan Saliba ha reclamado, ante esta realidad, la necesidad de incrementar las medidas de flexibilización de los trámites de renovación de las autorizaciones de trabajo recogidas en el Reglamento de extranjería.

No hay comentarios