Última hora

Casi el 62% de los inmigrantes ecuatorianos están en paro

El 61,7 por ciento de los ecuatorianos que residen en España están en paro, hasta 15.000 tienen problemas con el pago de sus hipotecas, y 8.000 familias han sido ya desahuciadas, según los datos que maneja la Secretaría Nacional del Migrante (SENAMI) del Ecuador, que ha visto incrementarse "vertiginosamente" las peticiones de ayuda de sus compatriotas con la crisis económica.

   Así lo han explicado en rueda de prensa el responsable de la SENAMI en España, Mario Cuzco, y el ministro ecuatoriano de Inmigración, Francisco Hagó, que se encuentra de visita oficial en España para entablar relaciones con las asociaciones de emigrantes y buscar alianzas para la protección y la reinserción socio laboral de quienes han quedado en una situación vulnerable por desempleo.
   La SENAMI señala que el desempleo entre sus compatriotas ha alcanzado una "cifra récord" en enero de 2012, con 212.157 personas sin trabajo, el 61,7 por ciento de los 343.625 ecuatorianos de entre 16 y 65 años de edad que, según sus datos, viven en España. Actualmente, 131.468 de ellos figuran cotizando en la Seguridad Social.

   Hagó ha destacado el "incremento vertiginoso" de consultas recibidas por la SENAMI en España sobre asuntos relativos a impago de hipotecas, que han pasado de 29 peticiones en 2008 a más de 1.500 al cierre de 2011, muchas, pidiendo directamente al Gobierno de Ecuador que asuma el pago de las deudas que los ciudadanos mantienen con los bancos.

   Sobre este asunto, la Coordinadora de Ecuatorianos en España (CONADEE) estima que 8.000 familias ecuatorianas han sido desahuciadas de sus viviendas por impago del alquiler o la hipoteca, tal y como han trasladado al propio Hagó en un encuentro esta semana. 

   "Yo, como Estado de Ecuador, no puedo venir aquí a comprar pisos y dárselos", ha señalado el ministro, para apuntar que su labor es "ser mediadores y hacer un acompañamiento" a sus compatriotas. No obstante, su gabinete ya ha planteado diversas propuestas de solución para estas personas al presidente de Ecuador, Francisco Correa, que visitará España el próximo fin de semana.

RECLAMAN LA DACIÓN EN PAGO

   Entre las alternativas se contempla la posibilidad de facilitar ayudas económicas a los emigrantes, especialmente a los desahuciados, "aunque sean provisionales". "Es una opción que estamos barajando", ha apostillado, para añadir que Ecuador es "un país pequeño" con un producto interior bruto "limitado" que no puede, por tanto, destinar muchos fondos a la ciudadanía que tiene en el exterior.

   Hagó ha afirmado no obstante, que la sociedad ecuatoriana en España lo que viene reclamando es la dación en pago, ya que "están dispuestos a dar sus propiedades" pero siempre que con ello se les libere de la deuda contraída. Así se lo manifestó a la secretaria General de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, en una reunión esta semana, aunque, según ha explicado, contestó que "se mantenían al margen" porque no forma parte de sus competencias.

   Aunque no ha confirmado si este será uno de los asuntos que abordará Correa en la entrevista que se prevé mantendrá con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Hagó sí ha señalado que "es una aspiración de la población ecuatoriana" afincada en España "que se trate" este asunto y ha indicado que "obviamente, el presidente Correa tiene interés en tratar temas sociales".

   En cuanto a los movimientos migratorios, Hagó ha destacado que "el éxodo de ecuatorianos" al exterior ha sufrido "una desaceleración" en los últimos cuatro o cinco años y ya no crece a los ritmos que se venía incrementando desde el año 2000. Además, ha destacado que si bien no hay un registro fidedigno de entradas y salidas del país porque se promueve la libre circulación de personas, se estima que más de 11.000 han regresado desde España sólo durante el año pasado.

REMESAS INVERSAS

   El ministro ecuatoriano se ha referido también al fenómeno de remesas inversas que, como ya adelantó en una entrevista con Europa Press, se viene detectando desde los dos últimos años, por el que los emigrantes en España utilizan lo ahorrado en Ecuador e incluso ponen a la venta las propiedades allí adquiridas para poder asumir gastos corrientes, como el pago de recibos o la vestimenta.

   "Estos flujos se remiten principalmente a Estados Unidos y España, países en los cuales existe un alto número de migrantes ecuatorianos, y estaría destinado a ecuatorianos que se encuentran temporalmente desempleados por efecto de la crisis financiera internacional", explica un informe del Banco Central Ecuatoriano, del que se desprende que entre enero y septiembre de 2011 entraron en España más de diez millones de dólares por esta vía. En todo 2010, la cifra ascendió a 16,843 millones.

   La SENAMI, cuyo nuevo responsable en España fue nombrado hace a penas tres semanas, ha reformado también su forma de trabajar y ahora aspira a "estar en las calles" para acercarse a los migrantes ecuatorianos e informarles de los planes de apoyo que ofrece su gobierno, como el retorno asistido o el seguro social. Además, han habilitado un teléfono (900935605) que atiende a los emigrantes 24 horas al día de lunes a domingo.

Fuente:europress

2 comentarios

noticias tarifa dijo...

tu blog es muy útil

Miriam dijo...

El efecto de la globalización tiene estas cosas, todos podemos ir de un lugar a otro con total libertad y quedarnos si es lo que deseamos. En España ha habído y hay una gran cantidad de inmigración y a veces no es fácil delegar con tal cantidad de gente, no obstante existen muchas ayudas inmigración que mejoran la calidad de las personas, aunque no siempre es suficiente.

Un saludo,
M