Última hora

El mercado ha hablado: se acabó el periodo de gracia de España

El mercado ha vuelto a centrar su mirada en España, algo que no ocurría desde hace más de medio año, ya que nuestro país pasó a un segundo plano mientras la gran preocupación de los inversores europeos era Italia.

Gracias al escudo transalpino, España ha vivido un arranque de año brillante. ¿La prueba? En menos de tres meses, el Tesoro Público ha colocado en el mercado 53.000 millones de euros, una cantidad que representa el 36% del dinero que debe devolver a los inversores a lo largo de todo el año.




Sin embargo, ya acumula dos subastas consecutivas sin vender toda la deuda prevista. ¿Por qué? Porque el mercado se ha tensionado ligeramente en los últimas semanas y, para colocar la deuda con la misma facilidad que antes, el organismo ahora debe pagar más intereses.

Por eso, prefiere pagar menos intereses y captar menos dinero. De hecho, esta estrategia conservadora ha provocado que el interés del bono español a diez años se haya estancado por encima del 5%, un nivel que supera el que marca su homólogo transalpino.

¿Se trata de un cambio de rumbo? Los expertos, al menos, han confesado a lainformacion.com que todo apunta a que los inversores prefieren esperar a que las medidas den sus frutos antes de retomar la euforia. Y, para ello, la economía española deberá despejar antes muchas dudas.

“Habíamos pactado con Bruselas cerrar 2011 con un déficit del 6%, pero acabamos el año en el 8,51%. Además, semanas después el Ejecutivo pidió que nos relajaran el objetivo para este año del 4,4% al 5,8%, pero la petición no ha sido concedida: debemos bajar al 5,3%. Creo que todo este lío sobre el déficit ha desagradado a los inversores”, asegura José Luis Álvarez, profesor del departamento de Economía de la Universidad de Navarra.

Además de eso, el mercado sigue muy pendiente de nuestro gran lastre: el desempleo. “El propio Gobierno ha reconocido que la reforma laboral no dará sus frutos hasta dentro de unos meses. Y ésta es una ley económica: cuanto mayor es el desempleo, más dinero debe destinar un país a las subvenciones, lo que implica mayor gasto público y mayor déficit”, estima Ángel Olea, director de Inversiones de Abante Asesores.

En tercer lugar, los expertos también señalan que el hecho de que el Ejecutivo no haya presentado aún los Presupuestos Generales del Estado para este año es otra de las razones que nos está penalizando.

“Es normal que todavía no estén sobre la mesa, pero, más allá de la lógica, me parece que es negativo. Nadie ha dicho cómo se va recortar, ni cuánto…, por no hablar de que apenas van a durar medio año, ya que, para octubre, deberán estar listos los de 2013”, recuerda el profesor de la Universidad de Navarra.

Por eso, este año se antoja muy complicado para cumplir nuestros compromisos. “No se puede decir que es imposible, porque nada es imposible, pero vamos a tener que hacer sacrificios. Que nadie tenga dudas: 2012 va a ser muy exigente para todos”, recuerda Marian Fernández, directora de análisis de Inversis Banco.

Suma y sigue, porque otro de los focos de preocupación llega desde Portugal. Y es que nuestro país vecino está inmerso en una espiral de rumores que apunta que necesitará un segundo rescate, siguiendo los mismos pasos que Grecia.

El problema es que la importancia de la economía lusa en la española es más estrecha de lo que parece. “Nuestros bancos son los más expuestos a la deuda del país, después de los portugueses. Además, es el tercer mercado más importante para las empresas españolas, por detrás de Alemania y Francia. Lo que significa que, cada vez que el país afloja, el efecto en el nuestro es inmediato”, resalta Rafael Pampillón, economista de IE Business School.

Es difícil que el bono español baje del 5%
Todas las dudas que sobrevuelan la economía española, según los expertos, se van a seguir reflejando en el mercado de deuda. Tanto es así que prevén que el interés del bono español a diez años se mantenga durante todo el ejercicio alrededor del 5%.

“Llevamos estancados en ese nivel desde hace más de un año, y viendo el cuadro macroeconómico de España para este año, no creo que vaya a haber grandes variaciones: se va a quedar en ese entorno”, adelanta Ignacio Victoriano, experto en renta fija de Renta 4.

Lo mismo creen Jorge Lage, analista de CM Capital Markets, y José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup, quien no descarta que “esa rentabilidad que marca ahora nuestra deuda a diez años se convierta en un suelo en los próximos meses”.

​ Fuente:tnrelaciones.com

2 comentarios

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo que el bono Español no bajara del 5% hagan lo que hagan, tendrán que seguir trabajando en mejores estratégia a corto y largo plazo para paliar un poco la crisis del país

Anónimo dijo...

menos inmigrantes seria un buen paso a la recuperacion ademas de muchas otras cosas