Última hora

´Los inmigrantes lo tienen aún peor con la crisis´

I.V. Lleva diez años en la parroquia de Colonia Requena que da servicio a varios barrios de la Zona Norte. Consciente de las necesidades de esta parte de la ciudad, Roque Cañizares realiza una labor social fundamental para sus vecinos.

¿Hay mucho trabajo aquí?
Claro. Desde aquí atendemos sobre todo a tres colectivos de los que más apoyo necesitan: a niños y jóvenes, a mujeres inmigrantes y a mayores.
Ahora con la crisis aún estarán peor las cosas.
Por supuesto. Hay más paro y menos oportunidades para colectivos como los inmigrantes. Cuando empezamos a trabajar en los cursos de empleadas de hogar con las mujeres inmigrantes en 2007 no había crisis. Ahora para el próximo año queremos también trabajar con mujeres españolas en otro tipo de proyectos.

¿Dan buenos resultados estos cursos?
Sí. El año pasado consiguieron trabajo 61 mujeres y en 2010, lo lograron 71. Además, con este proyecto se facilita la integración porque los monitores son gente del barrio y se ayuda a gente de esta zona. Así se van conociendo

¿Tienen que tener algún requisito las alumnas?
Tienen que saber un mínimo de español para entenderse con su futuro empleador y flexibilidad de horario. Además se les hace una entrevista en la parroquia de la Playa de San Juan porque molestándose en ir allí demuestran que les interesa y además, muchos de los empleos salen de aquella zona y así la van conociendo.

¿En qué consisten los proyectos que tienen con los jóvenes?
A los niños y jóvenes les ofrecemos espacios lúdicos y educativos, refuerzo escolar y actividades de ocio, campamentos y excursiones. Una vez más, los monitores son chavales de la zona a los que se les contrata. También ofrecemos trabajos a los jóvenes que tienen que hacer horas de servicio por orden judicial y realizan trabajos de jardinería, limpieza de grafitis, etc. Sobre todo intentamos educar en valores.

¿Y con los mayores?
Bueno, tenemos un grupos de mujeres que enseña a leer y a escribir a otras y la parroquia funciona como punto de encuentro. Además hay voluntarios que realizan servicios domiciliarios a quienes lo necesitan, y de los cursos de formación como empleadas del hogar también se benefician los mayores de esta zona.
Fuente:  - Informacion.es

No hay comentarios