Última hora

Un alicantino recibe una factura de 20.800€ por la atención a su novia, enferma de cáncer

Un vecino de Alicante, Eduardo G.P., ha recibido una factura de la Consejería de Sanidad por importe de 20.800 euros correspondientes al tratamiento e intervención de su pareja, una mujer de origen chino enferma de cáncer que se encuentra en España en situación irregular, según ha explicado a Europa Press el propio afectado.
Eduardo G.P. ha relatado que su novia, con la que convive desde hace dos años, fue diagnosticada a finales del pasado año de un cáncer de recto y ovarios por los especialistas del Hospital General de Alicante, centro en el que ha sido intervenida y continúa el tratamiento de quimioterapia para frenar el avance de la enfermedad.
La mujer, que carece de los permisos de residencia y trabajo, no dispone de tarjeta sanitaria, por lo que en sus visitas al centro hospitalario Eduardo G.P. firmó los documentos que le comprometían a hacerse cargo de la asistencia sanitaria de la paciente, todo ello, según ha indicado, "para conseguir que la atendieran".

Ahora, este camarero en paro que cobra 800 euros en concepto de desempleo, ha recibido una factura por un total de 20.800 euros, que asegura, no puede asumir. "Cuando recibí la factura sentí rabia e impotencia, porque yo en paro y ahora 20.000 euros, pues no puedo, yo tengo tarjeta -sanitaria- pero como no cotizaba no pude cubrirla", ha lamentado, al tiempo que ha calificado esta situación como "un auténtico jarro de agua fría".
La pareja también solicitó la tarjeta solidaria para personas sin recursos, pero, dado que ella constaba en la documentación como pareja de Eduardo, tampoco pudo conseguirla por rebasar el límite económico exigido.
Exención del pago
Por su parte, el consejero de Sanidad, Luis Rosado, ha asegurado este jueves que ni la mujer ni su pareja tendrán que pagar la factura de cerca de 20.800 euros, si demuestran en estos momentos que carecen de ingresos para abonarla a pesar de que el novio "acreditó documentalmente que se hacía cargo de los costes".
Rosado, tras asistir a una cuestación contra el cáncer en Valencia, ha aclarado que este caso "no tiene nada absolutamente nada que ver" con las medidas que aprobadas por el Gobierno porque aún no se han puesto en marcha. Sin embargo, ha constatado que evidencia "una situación que se repite en nuestra Comunitat y en otras" y que "afortunadamente en la nuestra se detecta".
Así, ha señalado que una persona por el hecho de venir a España tiene una serie de derechos de asistencia y de hecho ha apuntado que esta mujer fue asistida y tratada de su enfermedad. No obstante, ha matizado que "depende del garante con el que cual venga la asistencia se le va a facturar o no".
En este caso concreto, se trata de una persona que había solicitado una tarjeta solidaria por tener unos ingresos económicos bajos que "no se le había concedido porque al juntar sus ingresos económicos con los de su pareja superaba" los límites exigidos para concederla.
Además, ha señalado que la pareja con la que vivía "acreditó documentalmente que se hacía cargo de los costes correspondientes de la asistencia sanitaria que se le practicaba". Por ello, ha mantenido que en el momento en que la mujer comenzó con el tratamiento se puso "en marcha el mecanismo de facturación, que no es lo mismo que cobrarla".
Así, ha especificado que facturar una asistencia no es lo mismo que cobrarla porque si esta persona demuestra que en estos momentos no tiene ingresos económicos para hacer frente al cargo, "evidentemente no tendrá que pagar esta asistencia sanitaria".
Ahora bien, ha matizado, "es nuestra obligación facturar todos los casos que sean facturables", y en ese sentido, se ha referido a los turistas ya sean chinos o norteamericanos o rusos "nuestra obligación es hacer exactamente lo mismo que nos harían en estos países si nosotros los visitáramos, es decir, proceder a la facturación si es facturable y proceder a la asistencia gratuita en los casos que sean de asistencia gratuita". 
Por ello, ha incidido en que esta mujer está en proceso de facturación porque en el momento en que se le iba a prestar la asistencia, su pareja acreditó que iba a hacerse cargo, pero independientemente de ello, si ahora tanto ella como él demuestran que no tienen recursos económicos suficientes, "el proceso de facturación se detendrá y no se producirá el cobro". No obstante, ha incidido en que por "regla general si a alguien se le factura se debe intentar cobrar".
Satisfacción
Tras conocer estas declaraciones del conseller por los medios de comunicación, Eduardo G.P, ha mostrado su satisfacción por esta "noticia tan buena", y ha asegurado que su intención es informarse a través de su asistente social sobre los pasos a seguir para quedar exento del pago de la factura.
"No sé si hay otras personas en esta situación, pero si las hay, espero que esto llegue a ellos", ha señalado, al tiempo que ha trasladado su gratitud hacia Médicos del Mundo Alicante, organización que trata de ayudarles en esta "difícil situación".
Fuente: elConfidencial.com

No hay comentarios