Última hora

Escondidos en basura de Ceuta a Cádiz en busca del "sueño europeo"




La inmigración ilegal ha traído consigo en los últimos años múltiples variantes de técnicas, sobre todo debido al reforzamiento de la frontera terrestre entre Ceuta y Marruecos que ha obligado a los inmigrantes a diversificar sus métodos y su ingenio para intentar llegar a España.
La detención esta semana en Los Barrios (Cádiz) de seis inmigrantes argelinos, de un grupo de nueve que se habían escondido en un contenedor de basuras, ha vuelto a centrar el foco de atención sobre un lugar en Ceuta que es asiduo para los inmigrantes: la planta de transferencia.
Esta planta, situada en el Monte Hacho, es una gran explanada en el extrarradio de la ciudad donde se compactan los residuos sólidos urbanos que posteriormente se introducen en contenedores de basura.
Estos contenedores son transportados en camiones, a diario, en los buques de pasajeros que enlazan la ciudad con Algeciras (Cádiz)Estos contenedores son transportados en camiones, a diario, en los buques de pasajeros que enlazan la ciudad con Algeciras (Cádiz) hacia la planta de tratamiento de Los Barrios (Cádiz) debido a que Ceuta carece de un lugar para eliminar estos residuos, sobre todo a raíz de la clausura del vertedero municipal hace ya varios años.

Argelinos y marroquíes, muchos menores de edad

Los alrededores de la planta de transferencia se han convertido en un auténtico ir y venir de inmigrantes indocumentados, según han informado esta semana fuentes policiales, aunque el perfil ha cambiado, ya que si hace unos años eran los subsaharianos los que intentaban ocultarse en los camiones de basura ahora son magrebíes, bien argelinos o marroquíes.
Además, se da la circunstancia de que la mayoría de estos son menores de edad marroquíes que se niegan a vivir en el centro de acogida de la ciudad (donde hay unos 90 residentes) al señalar que suelen ser agredidos por los mayores y que les roban sus escasas pertenencias.
El testimonio de estos menores, recogido esta semana por la agencia Efe, revela que van a intentar una y otra vez llegar a la península escondidos en estos camiones, a pesar del riesgo que supone para sus vidas.
Dicen no tener miedo a morir aplastados o asfixiados en los contenedoresMohamed M. es un ejemplo de ello. Dice tener familia en Murcia y que ya ha recibido varias llamadas telefónicas de otros menores marroquíes que se encuentran en la península, tras haber salido de Ceuta utilizando este método. "No tengo miedo", afirma Mohamed cuando es preguntado si no le asusta poder morir aplastado o asfixiado en los contenedores.
El joven vive junto a otros menores en unas chabolas construidas a base de maderas y plásticos en el Monte Hacho. Allí espera su oportunidad.
Mientras tanto, la policía también está investigando a presuntos integrantes de una red que ofrece, a cambio de unos 200 euros, toda la información para esconderse en estos camiones. La hora de llegada, el momento de embarque, cuando la velocidad de los camiones es menor durante el trayecto ... todo lo concerniente al transporte de esta basura.
Sin duda alguna, un peligro evidente que es obviado por estos inmigrantes marroquíes y argelinos (principalmente menores) que buscan seguir su "sueño europeo" aunque sea a costa de arriesgar sus vidas.

Audio:

'Inmigración y xenofobia: Diferencias entre Europa y Estados Unidos'

20minutos.es

No hay comentarios