Última hora

Pulso a favor de la multiculturalidad

El número de inmigrantes en Elche ha aumentado de manera notable en los últimos años. Cerca de 28.000 inmigrantes residen actualmente en la ciudad, según fuentes oficiales. Marruecos, Colombia y Ecuador son los principales países de procedencia. Muchos extranjeros llegan embelesados por las palabras de los familiares que ya residen en España. Pero otros llegan sin nada a sus espaldas. No tienen nada ni a nadie que les ayude.

Elche Acoge es una Fundación que apoya a los inmigrantes en su llegada, desde la búsqueda de un empleo o la de un hogar. El principal objetivo es que las necesidades básicas de los recién llegados queden cubiertas. Para esto ofrece una asistencia social completa. Abarca desde el asesoramiento en la búsqueda de un empleo hasta la posibilidad de ofrecerles un hogar de acogida. Son funciones que pasan siempre por la supervisión de un trabajador social, quien se encarga de planificarles el itinerario que mejor se adapte a sus necesidades.

Uno de los servicios que más demanda ha recibido en los últimos meses es el de asesoramiento para solucionar el problema de la irregularidad sobrevenida, es decir, que con el paso del tiempo el inmigrante ha dejado de cumplir los requisitos para ser ciudadano español. En este caso, Elche Acoge se encarga de orientarle para la mejora de su situación.

Para los extranjeros que no dispongan de una vivienda, la Fundación dispone de dos casas de acogida. Una para hombres y otra para mujeres y niños. En ellas los residentes pueden estar una media de 3-4 meses. Durante este tiempo tienen varios compromisos como asistir a cursos de formación o de idiomas. También tienen la obligación de buscar un empleo gracias a las herramientas que Elche Acoge pone a su disposición.

Pero la Fundación no solo tiene el propósito de ayudar a los extranjeros sino también el de facilitar su convivencia con los ilicitanos. Una tarea destacable es que realizan talleres para empresas, en ellos se orienta a los dueños de éstas a realizar una contratación justa que les ofrezca igualdad de condiciones.

Además organizan actividades que potencian la multiculturalidad entre quienes residen en Elche y los recién llegados.

«Elche siempre ha sido una ciudad muy integradora desde siempre», señaló María Ballester, técnica de proyectos de la Fundación. Principalmente en Carrús, donde se encuentra la sede de El Rincón de las Culturas, un proyecto orientado a mejorar la convivencia entre los más jóvenes. Obra tanto con inmigrantes como con españoles. Su foco de interés se basa en trabajar la igualdad cultural desde la infancia. «Entre los niños los estereotipos siempre son menores que en los adultos», afirmó Trini Urbán, coordinadora de Elche Acoge.

Para los más pequeños se organizan desde el Rincón actividades que aporten siempre valores morales. «Trabajamos el aprendizaje y al mismo tiempo creamos conciencia», apuntó Ballester. Las tareas van desde clases de repaso a excursiones, siempre acompañados de monitores y de voluntarios.

Para los adolescentes también realizan varias actividades basadas en la oferta de un ocio saludable. Un ocio alternativo. Talleres como cine con tertulia, creación de cómic manga, un certamen de fotografía con su posterior exposición... una serie de proyectos que consiguen que los jóvenes ocupen su tiempo en una actividad grupal que abogue por esa convivencia ideal.

Además, la Fundación apuesta por apoyar la participación de los asistentes. Les ofrece la posibilidad de sugerir las actividades que más les gusten. A raíz de esta propuesta, los jóvenes han planificado un torneo de fútbol que se celebrará el próximo día 20 de julio en el colegio Casablanca. Después de los partidos habrán danzas y batukada.

Uno de los pilares fundamentales de Elche Acoge es que en ella participan más de 80 voluntarios, con una edad media de 30 años. Aunque la oferta de plazas siempre está abierta. La mayoría tienen formación más que cualificada para ayudar. «El único requisito necesario para la contratación de voluntario es que tenga muchas ganas», añadió Urbán. La Fundación también pertenece a la Entidad de Voluntariado Europeo, por la que se intercambian voluntarios entre los diferentes países del viejo continente. Estos ayudantes trabajan con un mismo fin. Dar a los inmigrantes la posibilidad de participar en la sociedad española. Les ayudan a ser uno más. A convivir de la mejor manera.

La Verdad

No hay comentarios