Última hora

El Ayuntamiento acoge en el primer semestre del año a un centenar de familias extranjeras


El Ayuntamiento de Madrid ha acogido en el primer semestre del año 102 familias (317 personas) pertenecientes a 35 nacionalidades diferentes a través del Proyecto de Intervención Sociocomunitaria con Población Inmigrante, que cuenta para el presente ejercicio con un presupuesto de 1,3 millones de euros.

Según ha explicado el Consistorio de la capital, este programa se desarrolla en el marco de un convenio de colaboración entre la Asociación Comisión Católica Española de Migraciones (ACCEM) y el Área de Gobierno de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana.

Desde hace algunos meses la nacionalidad más representada es la búlgara (22 por ciento), cuando tradicionalmente, lo era la población rumana (actualmente, el 15,77 por ciento).

Este servicio es un modelo metodológico pionero en Europa y único en España con resultados muy positivos en la intervención social. Desde sus inicios, se han atendido a más de 2.500 familias (10.000 personas) en dos centros de acogida temporal que ofrecen 52 plazas familiares: 30 en San Roque y 22 en Valdelatas (Fuencarral-El Pardo).

También dispone de 22 plazas individuales en los denominados "pisos de autonomía" (pisos tutelados para aquellas familias que han superado los objetivos proyectados en los centros, como paso previo a la vida plenamente normalizada). Los pisos se ubican en los distritos de Villaverde, Latina y Retiro.
Asimismo, presta ayudas económicas y atención a aquellas familias que habiendo estado en los centros acceden por sus propios medios a viviendas normalizadas.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN
Desde su creación en 1999, este servicio ha prestado atención a familias pertenecientes a minorías étnicas del este de Europa. No obstante y como consecuencia de la crisis económica, los servicios acogen desde 2009 a familias inmigrantes que se encuentren en grave estado de exclusión social.

El Proyecto de Intervención Sociocomunitaria con Población Inmigrante ha adecuado su metodología de trabajo al nuevo perfil de sus usuarios, interviniendo en dos niveles: Centros Abiertos de Acogida Familiar e Integración en la comunidad.

El primer nivel está compuesto por los Centros de San Roque y Valdelatas que realizan la primera acogida y se diseña para cada familia un programa de intervención integral y personalizada. En este nivel se realizan los trámites administrativos oportunos, se escolariza a todos los menores y se facilita a los adultos formación básica.

Superados los objetivos marcados en los centros de acogida, en el segundo nivel se prepara a las familias para el acceso a una vivienda normalizada por lo que se incide en la capacitación de los adultos en técnicas laborales.

Cuando las familias alcanzan un nivel de autonomía suficiente, se inicia la última fase del proyecto que se desarrolla en los pisos tutelados del programa o en pisos de alquiler, fuera de las instalaciones del proyecto.

(EuropaPress)
China en el espacio

No hay comentarios