Última hora

El Gobierno elude informar sobre la relación entre desahucios y suicidios


"Si quieres arroz con leche por debajo de la puerta te paso un ladrillo". Como este dicho que ilustra los niveles de incomunicación a los que pueden llegar los seres humanos con sus semejantes, el Gobierno ha enviado una respuesta a Gaspar Llamazares eludiendo por completo la parte más importante de la pregunta del diputado de IU, que se interesó por "los datos" en poder del Ejecutivo "sobre la repercusión de la crisis laboral y social sobre el deterioro de la salud mental y en particular sobre las depresiones y suicidios en España".

En su contestación, el Gobierno pasa por encima de la cuestión concreta planteada y se remite al listado de una serie de decretos y acuerdos que señala que ha aprobado "en respuesta a la realidad causada por la crisis económica, en la que se encuentran inmersas muchas familias que han dejado de atender el cumplimiento de sus obligaciones derivadas de los préstamos o créditos hipotecarios".

Así, cita el decreto de marzo de 2012 sobre medidas urgentes para deudores hipotecarios sin recursos (que permite paralizar el desahucio en casos extremos), y la creación de un fondo social de alquiler de viviendas.

En otro bloque de logros, formado por actuaciones "para el bienestar social y de apoyo a los más desfavorecidos", el Ejecutivo afirma haber tomado medidas oportunas para la sostenibilidad del Sistema de Atención a la Dependencia (pese al importante recorte que ha sufrido esta prestación) , prestado colaboración técnica y financiera con autonomías y ayuntamientos para la red básica de servicios sociales municipales, cofinanciado el plan de desarrollo gitano,y aprobado el II Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia, entre otras cuestiones.

Aparte del autobombo a sus medidas, el Gobierno no contesta a lo que se le preguntaba, a saber: "Ha realizado o piensa realizar el Gobierno un estudio sobre el impacto de la crisis en la salud y las medidas para preservarla?", "¿Qué datos tiene el Gobierno sobre la repercusión de la crisis laboral y social sobre el deterioro de la salud mental y en particular sobre depresiones y suicidios en España?", "¿Qué datos tiene el Gobierno sobre el impacto de los recortes en prestaciones sociales y acceso a la sanidad sobre la salud?".

Sobre estas preguntas, el Ejecutivo no hace ninguna alusión en su respuesta. Lllamazares sí añadía una cuarta y última pregunta sobre las medidas puestas en marcha por el Gobierno en apoyo familiar de emergencia, prevención de desahucios, salario social, bienestar social, menores, atención primaria y de salud mental, "al objeto de paliar los efectos de la crisis sobre los más frágiles". Es la única pregunta que responde, de alguna manera, el Gobierno.

En el texto de su iniciativa, el diputado de IU destacaba el impacto de la crisis sobre la salud psíquica y física de los ciudadanos, y la existencia de estudios que reflejaban un incremento del 20% de las depresiones, así como un cambio de tendencia del suicidio de adultos en España.

 - Público.es

No hay comentarios