Última hora

La inmigración española en datos

: disminuye la llegada de pateras pero aumenta la presión sobre la valla de Melilla

Las costas de la isla italiana de Lampedusa se convirtieron la semana pasada en un gran cementerio donde murieron más de de un centenar de inmigrantes al naufragar el barco que les conducía hacia el “sueño europeo”. Hoy los ministros de Interior de la Unión Europea se reunirán para “generar un debate” sobre lo ocurrido.
Por su parte, el Gobierno español transmitió a Italia en un comunicado sus “condolencias” por lo ocurrido y recordaba que nuestro país “comparte la preocupación" por la repetición de estos sucesos trágicos en las costas de la Unión Europea.
Y es que, en los últimos años España se ha convertido en destino de miles de inmigrantes indocumentados que intentar llegar a Europa en precarias embarcaciones, principalmente desde los países africanos .
Las Islas Canarias y el sur de la península, son los lugares de España a los que suelen llegar mayor número de inmigrantes irregulares, al igual que en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en el norte de África.

Disminuye el número de embarcaciones

Las costas de nuestro país han registrado un descenso en la recepción de inmigrantes en los últimos años. Así, en 2012 llegaban 3.804 inmigrantes irregulares a nuestras costas, una cifra que suponía una reducción del 30 por ciento con respecto al año anterior que había sido de 5.441. Tomando como referencia hasta junio de este año, en 2013 parece que esa tendencia a la baja se mantendrá ya que la llegada de irregulares a nuestras costas se ha vuelto a reducir un 31 por ciento en estos seis primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2012.
Según datos facilitados por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante el II Foro Parlamentario Hispano-Marroquí, hasta el 30 de junio de 2013 llegaron a las costas españolas un total de 989 inmigrantes irregulares, mientras que en el mismo periodo del año anterior lo hicieron 1.475.
Sin embargo, según el titular de Interior, el pasado mes de septiembre se produjo un “incremento notable” de los intentos de entrada ilegal en España procedentes de Marruecos.
Entre esos intentos destacan los asaltos a la valla de Melilla, la entrada masiva a nado en Ceuta, la reaparición de la llegada de pateras con elevado número de inmigrantes a las costas de Granada y Almería (hasta el pasado 17 de septiembre se interceptaron 16 embarcaciones con 357 inmigrantes a bordo, una cifra similar al mismo periodo en 2012), así como la llegada de una patera a Lanzarote procedente de las costas saharauis.
Por otro lado, durante 2012 se detectó un nuevo procedimiento que continúa durante 2013 y que consiste en la utilización de pequeñas embarcaciones hinchables (conocidas como 'toy'), en las que viajan grupos reducidos de inmigrantes. Son ellos mismo los que alertan a los servicios de Salvamento Marítimo españoles para provocar su rescate y ser trasladados a territorio español.

Crece la presión en la valla de Melilla

Según datos de Interior, entre enero y el 17 de septiembre, unos 3.000 inmigrantes ilegales han intentado pasar la valla fronteriza que separa nuestro país de Marruecos.  "Ciertamente, este año 2013, la presión que soporta la valla se ha duplicado respecto al año anterior", reconocía el titular de Interior.
En este caso, el “modus operandi” que está ganando mayor peso es el uso de vehículos "kamikaze" que pretenden saltar los puestos fronterizos con el mayo número de personas en su interior, una costumbre que también se ha trasladado a la frontera con Ceuta.
Según Fernández Díaz, la presión migratoria en el Mar Mediterráneo se debe no sólo a las dificultades que atraviesan en los países subsaharianos, sino también por los fenómenos derivados de la denominada 'Primavera Árabe' y de las "dramáticas situaciones" que están viviendo otras zonas cercanas como el Sahel o Siria.
lainformacion.com

No hay comentarios