Última hora

La inmigración laboral beneficiará a Europa Occidental


La Unión Europea necesita a inmigrantes procedentes de  Europa del Este, en primer lugar de Bulgaria y Rumanía, puesto que ocupan puestos de trabajo de difícil cobertura, escribe hoy RBC Daily.
El diario ruso cita un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que debe apaciguar los temores cada vez más frecuentes entre la clase política europea ante una entrada masiva de mano de obra desde los confines orientales del Viejo Continente.


El inmigrante medio que llega de Europa del Este encuentra trabajo enseguida y por tanto no vive a costa de la población local, aseguran los expertos de la OCDE. Según los autores del informe, los inmigrantes laborales benefician a la UE, ya que disminuyen la tasa de paro en sus países de origen y ocupan empleos rechazados por los británicos, alemanes o franceses.

El documento compara los flujos migratorios procedentes del Sur (España, Italia y Grecia) y del Este (Polonia, República Checa, Hungría, Rumanía y Bulgaria). Mientras que los trabajadores del Sur, que son minoría, tienen problemas para encontrar un empleo en el “corazón” de la UE por aspirar a puestos de alta calificación, los llegados del Este se ponen rápidamente manos a la obra. Así, según la OCDE, entre 2011 y 2012 el 76% de los rumanos y búlgaros residentes en el Reino Unido y el 62% de los afincados en Alemania tenían empleo.

El nuevo estudio se hace público en un momento en que los sectores conservadores de países como Alemania o el Reino Unido están alertando de una posible oleada de inmigrantes debido a que desde el 1 de enero los rumanos y búlgaros pueden trabajar en cualquier país comunitario sin necesidad de permiso de trabajo. Lo que se teme en primer lugar es el exceso de presión sobre los respectivos sistemas nacionales de prestaciones sociales a las que aspirarán los recién llegados, un temor que han llevado al primer ministro británico, David Cameron, a plantear un endurecimiento de requisitos para los trabajadores extranjeros.

Mientras tanto, otro informe de la OCDE reveló recientemente que los inmigrantes procedentes de otros países comunitarios aportan a la economía británica el equivalente del 1,02% PIB. Se trata de un grupo más joven y económicamente activo que la media de los trabajadores nacionales, y que además supone una menor carga para el sistema de seguridad social.

Haz una donación voluntaria. Tú donación será destinada al mantenimiento del sitio y a la creación de nuevos contenidos e información.
Gracias,
el equipo de Inmigrantes en España.


RIA Novosti

No hay comentarios