Última hora

Europa, ante el peligro de blindarse a los inmigrantes

El referendum votado este domingo en Suiza 'contra la inmigración masiva' ha vuelto a abrir el debate sobre la libre circulación de las personas dentro de los países de la Unión Europea ¿Qué tipo de medidas en materia de inmigración existen en otras regiones europeas?

Alemania, puertas abiertas pero ojo con el fraude

Alternative für Deutschland (AfD) ha exigido hoy a Alemania la realización de una votación como la suiza. El líder de AfD, Bernd Lucke, lo tiene claro: "Alemania tiene pendiente la legislación de un derecho de inmigración basado en la calificación y en la capacidad de integración de los inmigrantes".

El temor a una posible oleada de "inmigración por pobreza" procedente de Bulgaria y Rumania ya hizó que los democristianos de Baviera (CSU) emitieran un documento el pasado mes de enero para restringir a nuevos inmigrantes el acceso al sistema social alemán. CSU calificaba su documento como una medida para acabar con el "fraude a las prestaciones sociales".

Cuatro días después, el ministro de Asuntos Exteriores germano, Frank-Walter Steinmeier, zanjaba el asunto y respondía así a la cuestión: "Quien cuestiona la libre circulación de trabajadores daña a Europa y también daña a Alemania".

Finalmente, la canciller alemana Angela Merkel cerró el debate interno con la creación de un comité de secretarios de Estado que velaran por evitar posibles fraudes en el sistema.

Reino Unido, apuesta por un cupo

El primer ministro británico, David Cameron, ya planteó a principios de este año establecer un cupo de 75.000 inmigrantes comunitarios por año. 

Cameron acompañaba este plan de otras medidas como limitar la contratación a una lista de trabajos para el personal menos cualificado o cerrar la entrada a inmigrantes de otros países miembros que no alcanzasen el 75% del PIB británico.

Todo ellos con el fin de limitar el acceso de los inmigrantes a las prestaciones sociales del sistema británico.

Italia, en búsqueda de endurecer la ley

En italia, los naufragios de Lampedusa acumulados durante el pasado año en la isla italiana hicieron sonar la voz de alarma sobre la necesidad de una política común en materia de inmigración ilegal en la UE.

La Unión Europea respondió a la petición italiana diciendo que el control y la gestión de las fronteras era competencia exclusiva de cada país. No obstante, la representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton declaró que los 28 trabajarían por llegar a "acuerdos de movilidad" comunes.

El Gobierno de Berlusconi aprobó en 2022 una ley, Bossi-Fini, para endurecer la entrada y facilitar la expulsión de los inmigrantes ilegales en el país. Actualmente la ley continúa en vigor

Francia, la derecha quiere restringir la nacionalidad y la izquierda va cediendo

El en territorio galo, la deportación de niña Kosovar Leonarda Dibrani el pasado mes de octubre sacó a la luz de nuevo la regulación en materia de deportaciones.

El 11 de mayo de 2011, Francia aprobaba su quinta Ley de inmigración. Este proyecto mantenía la eliminación de la nacionalidad francesa a los naturales que atentaran contra las fuerzas del orden con una residencia en el país inferior a 10 meses.

La derecha francesa sigue abogando por restringir el acceso a la nacionalidad. No quiere que los hijos de inmigrantes tengan la nacionalidad de forma automática.
El Gobierno por el momento prefiere centrarse solo en regular el derecho de asilo.
lainformacion.com

No hay comentarios