Última hora

La Ley de Extranjería se reformará en 2005 para incorporar las directivas europeas

El reglamento, que pretende facilitar la regularización de miles de inmigrantes, incorporará como novedad la figura del “arraigo laboral”, para lo que los inmigrantes deberán probar que trabajan desde hace tiempo.

Redacción (25/06/2004)
Zapatero reconoce que la actual legislación sobre inmigración no es “satisfactoria desde el punto de vista del Gobierno”, pero aún así continuará vigente hasta mediados de 2005 para poder incorporar las orientaciones que se establezcan en la Unión Europea.

Hasta entonces, España contará con el reglamento de desarrollo de la Ley de Extranjería que se está preparando para su aprobación en agosto. Zapatero espera que ambos cambios sean fruto de un “gran consenso”.

El reglamento, que pretende facilitar la regularización de miles de inmigrantes “sin papeles”, incorporará como novedad la figura del “arraigo laboral”. Esta fórmula consistirá en una vía individualizada para la legalización, descartando la regularización extraordinaria. Los empresarios tendrán el papel de comprometerse a contratar a sus “sin papeles” y los inmigrantes deberán probar no sólo que tienen una oferta laboral, sino que trabajan desde hace tiempo.

Una ley represiva

Más de un millón y medio de inmigrantes comenzaron a vivir este año como residentes regularizados en España, según el Balance sobre Inmigración del Gobierno. De ellos, 276.000 consiguieron sus papeles a lo largo de 2003, pero 92.679 personas que se encontraban en situación irregular fueron repatriadas a sus lugares de origen.

Esta es la situación que provoca la actual Ley de Extranjería, que se reformó por última vez en 2003 para potenciar los procedimientos de control y expulsión de 'sin papeles', aumentar las obligaciones de los transportistas y otorgar al visado la consideración de permiso de trabajo y de residencia.

Desde que la inmigración se ha convertido en un tema prioritario para los Gobiernos europeos, países como Austria, Italia, Dinamarca, Holanda, Reino Unido Portugal y España han adoptado medidas para frenar la llegada masiva de inmigrantes y luchar contra las mafias de tráfico de personas.

Más información:
[Sección de migraciones de la página del Ministerio de Asuntos Sociales.]

No hay comentarios