Última hora

La propuesta catalana de Extranjería

La Generalitat propone dar ‘papeles’ si se acreditan dos años de arraigo social
Rañé dice que el contrato de trabajo debe ser el mecanismo clave para la regulación
Un sindicato asegura que con estas medidas se regularizará un 90% de los extranjeros
El reglamento vigente exige tres años de residencia y una oferta de trabajo para acceder a la regularización, y ahora el Govern propone que un contrato y dos años de estancia sean suficientes

Barcelona. – “Catalunya pide una lectura amplia y generosa del actual marco legal”, dijo ayer la consellera de Benestar i Família, Anna Simó, al presentar las propuestas del Govern de la Generalitat para el nuevo reglamento que ha de desarrollar la ley de Extranjería. La principal novedad de esta iniciativa es que para reducir el volumen de inmigrantes irregulares se plantea facilitar papeles a quienes acrediten dos años de residencia y una oferta de trabajo o un informe que acredite su arraigo social.

La propuesta catalana, que surge de un grupo de trabajo en el que han participado sindicatos, patronales y otras instituciones, fue presentada ayer por el conseller en cap de la Generalitat, Josep Bargalló, el conseller de Treball, Ferran Rañé, y la consellera de Benestar i Família, Anna Simó, y ha sido presentada ya al Gobierno, que según las últimas informaciones tiene previsto aprobar este reglamento a la vuelta de las vacaciones. Tal como dejó claro el conseller en cap, estas medidas pretenden reducir el número de inmigrantes sin papeles, que sólo en Catalunya se calcula que son unos 300.000. Pero también dejó claro que ahora no se discute la ley, “que se ha de modificar”, ya que el Gobierno central ya ha anunciado su reforma para más adelante.

El Govern plantea una batería de propuestas para el nuevo reglamento de ejecución de la actual ley de Extranjería que supondrían importantes modificaciones respecto a la normativa vigente. Según uno de los sindicatos que ha participado en su elaboración, de aplicarse correctamente podrían regularizar su situación el 90% de los inmigrantes sin papeles. La medida más llamativa es la que propone la regularización tras dos años de residencia en el país si además de dispone de una oferta de trabajo. El reglamento vigente exigía tres años de estancia, el contrato y vínculos familaires con residentes o españoles.

En el caso de inmigrantes que ya tuvieron permiso de residencia o de trabajo y no lo pudieron renovar dentro de los plazos previstos, el simple hecho de poseer una oferta de trabajo regulariza su situación. Ahora se exige que hayan pasado dos años de residencia irregular.

La otra propuesta relevante es el reconocimiento del arraigo social y los dos años de estancia como otro motivo de regularización. Según explicó ayer la secretaria para la Immigració de la Generalitat, Adela Ros, el criterio para acreditar este relación sería un informe social “que demuestre que esta persona hace tiempo que vive en el municipio, que tiene arraigo cultural, que lleva una vida normalizada, y no sólo que lleva sus hijos a la escuela”. Se trata en suma de “una suma de criterios que debería concretar cada comunidad autónoma”. En la propuesta enviada a Madrid se especifica que este arraigo quedaría definido por la integración del inmigrante en “el tejido asociativo y en la vida comunitaria”. Bargalló precisó que esta medida podría convertirse “en un instrumento para conseguir la escolarización de los hijos y especialmente de las hijas de los inmigrantes”.

Otros cambios, de menor impacto en el reglamento, son los siguientes: 1. en casos de violencia doméstica, la autorización de residencia se extenderá a las parejas de hecho (antes sólo se daba al conyuge víctima); 2. si hay órdenes de expulsión no ejecutadas, se autorizará la residencia y trabajo a precario a los 40 días de notificarse la orden y se revocará automaticamente a los dos años (ahora no se daba ninguna solución); 3. en los sectores donde existen parados se podrán hacer excepciones para autorizar a trabajar en los supuestos de arraigo laboral o por razones humanitarias o de interés público (en el reglamento actual sólo se facilitaba a los cónyuges o hijos de residentes y en caso de renovación); 4. para los hijos nacidos en España de padres residentes, no sólo se les facilita la adquisición automática del permiso de residencia, sino que se les permite trabajar ya a partir de los 16 años.

El conseller de Treball, Ferran Rañé, señaló que la intención del Govern de la Generalitat es que “quien vive y trabaja en Catalunya pueda tener una situación normalizada” y, para que ello sea posible, se “debe convertir el contrato de trabajo en el mecanismo principal de regulación”. Tanto Rañé como Bargalló insistieron en que en ningún caso se pide una regularización extraordinaria, sino una solución caso por caso. La consellera Anna Simó, por su parte, dijo que lo que produce el efecto llamada es la economía sumergida. Se trata de que aflore esa economía “pero no es el momento de castigar a nadie”. Sobre una posible amnistía para los empresarios que tienen inmigrantes sin contrato señaló que es una cuestión que compete al Estado.

Bargalló aseguró que no sólo se busca una mayor colaboración entre la Generalitat y el Estado, sino que el Govern está dispuesto a asumir la corresponsabilidad en la gestión inmigratoria. “Al abrir las oficinas de Ocupació para recoger las solicitudes de renovación de permisos hemos demostrado que es posible una mayor agilidad administrativa, pero estamos dispuestos a asumir la parte más difícil, la resolución de estas demandas”. Bargalló recordó que en dos días se han recogido 10.032 solicitudes, lo que significa dar salida a la mitad de las 20.000 peticiones acumuladas. A algunos de estos inmigrantes se les daba cita para febrero, lo que les condenaba a colocarse en situación irregular.

1 comentario

Anónimo dijo...

Hola a todos he leido y revisado los cambios sobre la emigracion que se propone cataluña y me parecen estupendos, asi se dejara de que personas anden en la ilegalidad como antisociales y que paguen sus derechos y obligaciones,viva cataluña y sus propositos.Ojala lo logren y se beneficien todos la emigración y el gobierno.