Última hora

230.000 inmigrantes viven legalmente en España gracias a un familiar

. europapress.es

Un total de 229.211 inmigrantes tienen un permiso de residencia en España porque han sido reagrupados por algún familiar, mientras que 82.318 obtuvieron la autorización por circunstancias excepcionales, en la mayoría de los casos (79.455), tras demostrar su arraigo en el país, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración actualizados a 31 de diciembre de 2009 y recogidos por Europa Press.

En concreto, al cierre del año pasado vivían en España 4,8 millones de extranjeros, un 53,9 por ciento de los cuales son varones, y los nacidos fuera de la Unión Europea ascendieron a 2,56 millones. En total, la cifra supone un incremento del 7,1% respecto de 2008 y 317.733 nuevos residentes, el menor crecimiento de la población inmigrada a España de la década, según la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración.

Atendiendo a los 2,56 millones de inmigrantes no comunitarios, la estadística refleja que más de la mitad se encuentran en situación de residencia temporal en España, por lo que tendrán que seguir renovando sus autorizaciones hasta alcanzar la permanente, que se obtiene tras cinco años viviendo legalmente en el país y que en 2009 consiguieron 143.016 personas. En total, ya tienen este permiso el 23,2% de los extranjeros no comunitarios.

Por primera vez en 2009, el Ministerio de Trabajo ha facilitado un desglose de las autorizaciones de residencia temporal por motivo de expedición, por lo que no es posible la comparativa con años anteriores. No obstante, los balances trimestrales muestran que en 2009 se concedieron al menos 33.030 nuevos permisos por reagrupación familiar y un mínimo de 11.178 autorizaciones por motivo de arraigo (del 31 de marzo al 31 de diciembre).

Así, en la actualidad el 4,78 por ciento de los inmigrantes que viven en España tienen su autorización de residencia gracias a un familiar, mientras que quienes lo obtuvieron acogiéndose a la circunstancia excepcional de arraigo suponen el 1,66 por ciento; un 18,26 por ciento la tienen para trabajar por cuenta ajena y un 0,30 por ciento, para montar su propio negocio.

CRECEN LA COMUNIDAD CHINA Y LA BOLIVIANA


Atendiendo a la procedencia, el 30,49 por ciento de los inmigrantes procedentes de fuera de la UE son iberoamericanos, el 20,8%, africanos; el 6,27%, asiáticos; el 2,83%, europeos no comunitarios; el 0,43% procedentes de norteamérica y el 0,04%, de Oceanía.

Por nacionalidades, en 2009 se consolidó como comunidad más numerosa en España la marroquí, desbancando a los rumanos del primer puesto que ocuparon en 2008. En total, los nacidos en Marruecos suman 767.784 personas y los de Rumanía, 751.688. En tercer se sitúan los ecuatorianos, que son 440.304; seguidos de los colombianos, 287.205; y los británicos, 222.039.

Destaca el crecimiento experimentado por la comunidad china, que pasa de ser la octava en número en España a ocupar la sexta plaza, tras experimentar en el último año un crecimiento cercano al 10 por ciento hasta las 151.547 personas, y superar a los italianos (150.667) y los búlgaros (147.080), tradicionalmente más numerosos.

No obstante, la comunidad extranjera que experimentó un mayor crecimiento el año pasado fue la boliviana, con un 37,08 por ciento más de inmigrantes en España y un total de 117.106 nacionales instalados en el país. Asimismo, la comunidad peruana experimentó un incremento del 10,48% y ya suman 144.620 residentes.

Sólo una nacionalidad experimentó un retroceso el año pasado y fue la polaca, que perdió un 0,89 por ciento de sus nacionales en España.



No hay comentarios