Última hora

Casi 80.000 inmigrantes logran los papeles por «aguantar» tres años


Otros 229.211 consiguen la residencia por un familiar directo


Para un inmigrante, conseguir tener la documentación necesaria para vivir legalmente en España es un trámite difícil, cuando no imposible. Sin embargo, hay algunos huecos legales que permiten conseguir la residencia legal. Una de las vías es el permiso por reagrupación familiar, una fórmula pensada para reunificar a esposos/as, hijos y ascendientes de los inmigrantes que trabajan en España y que acreditan medios para mantenerlos. De este supuesto se han beneficiado un total de 229.211 inmigrantes que tenían un familiar directo en España.
Además, otros 82.318 obtuvieron la autorización por circunstancias excepcionales, en la mayoría de los casos (79.455), tras demostrar su arraigo en el país, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración actualizados a 31 de diciembre de 2009 y recogidos por Ep. Es decir, lograron los papeles porque demostraron que habían aguantado en la ilegalidad dos años en España y podían acreditar que habían estado trabajando al menos un año (arraigo laboral); o bien, habían permanecido en la clandestinidad tres años, pero disponían ahora de un contrato y tenían informe de su Ayuntamiento que acreditaba su inserción o alguna relación familiar (arraigo social).
Al cierre del año pasado vivían en España 4,8 millones de extranjeros, un 53,9% de los cuales son varones, y los nacidos fuera de la UE ascendieron a 2,56 millones. La cifra supone un incremento del 7,1% respecto a 2008 y 317.733 nuevos residentes, el menor crecimiento de la población inmigrada a España de la década. Los balances trimestrales muestran que en 2009 se concedieron al menos 33.030 nuevos permisos por reagrupación familiar y un mínimo de 11.178 autorizaciones por motivo de arraigo (del 31 de marzo al 31 de diciembre). Por nacionalidades, en 2009 la marroquí se consolidó como comunidad más numerosa en España, desbancando a los rumanos del primer puesto.



No hay comentarios