El Gobierno regularizó entre 2009 y 2010 a más inmigrantes que en los 5 años anteriores, a pesar de ser los de más paro

.europapress.es

PP denuncia que el Gobierno lleva a cabo un proceso de regularización masiva de ilegales cuando hay más de un millón de extranjeros en paro

El Gobierno regularizó entre 2009 y 2010 a más inmigrantes por el procedimiento de arraigo que en los cinco años anteriores, a pesar de que en estos dos últimos ejercicios fue cuando más se incrementó el paro en España, según explica el portavoz popular en materia de Inmigracion, Rafael Hernando, tras recibir la última respuesta parlamentaria con los datos de las autorizaciones de residencia por arraigo en 2010, que ascendieron a 70.281.

La suma de este dato con el de 2009, que fue de 75.325 regularizaciones por arraigo, arroja un total de 145.606 regularizaciones de inmigrantes sin papeles que llevan en España dos o tres años y han presentado una oferta de trabajo. Este dato contrasta con el de los cinco años anteriores. Entre 2004 y 2008, ambos inclusive, el Ejecutivo regularizó por la misma vía a un total de 114.375 personas que habían llegado a España de forma clandestina.

Estas cifras reflejan que en los dos últimos años se ha regularizado por arraigo a un 21,5 por ciento más que en los cinco anteriores. Ello a pesar de que el paro registrado entre 2009 y 2010 se ha incrementado exponencialmente y que el desempleo entre la población extranjera que tiene su documentación en regla era de 1.095.400 personas en 2010.

El portavoz del PP en el Parlamento en materia de Inmigración, Rafael Hernando, ha asegurado en declaraciones a Europa Press que lo que está haciendo el Gobierno es una regularización "masiva" de inmigrantes sin papeles de manera "absurda" e "insensata". Recuerda que en España hay más de un millón de extranjeros en situación regular que han perdido el empleo, el 30,4 por ciento del total de residentes extranjeros de forma legal en España.

En opinión de Rafael Hernando, el número de regularizaciones por arraigo que se han producido estos años es muy grave ya que muchos de los extranjeros con documentación que están en España, al quedar parados y agotar la prestación, "están perdiendo los papeles".

La figura de regularización por arraigo está en vigor desde 2004 y permite obtener la residencia con dos años en España si el inmigrante denuncia al empresario que le hubiera tenido trabajando de forma irregular o a los tres años si no se da ese caso, y presentando una oferta de empleo. Según explica Hernando, "antes casi no se utilizaba" esta figura, pero "el Gobierno de Zapatero la ha puesto en marcha a saco, justo en un momento en el que no tiene sentido". "Lo normal --exclamó-- es que prioricen a los regulares en el empleo y no a los irregulares".

Además, el diputado popular recuerda que en estos dos últimos años, "el número de extranjeros que han podido venir de otros países en base al contingente --es decir, con contrato de trabajo en origen-- ha sido cero".

"EL GOBIERNO ALIMENTA EL EFECTO LLAMADA"

Sin embargo, precisa, el Gobierno "lo que hace es dar regularizaciones al que ha entrado de forma irregular y sin trabajo". Esta forma de actuar del Ejecutivo, según Hernando, lo que hace es "fomentar la ilegalidad y la explotación de esas personas mientras están de forma ilegal". Además, añade que la política que se está siguiendo es "justo la contraria de lo que ha aprobado la UE, es decir, que el que venga a Europa lo haga con un contrato en origen".

El portavoz del PP en inmigración sostiene que este tipo de regularizaciones "no tienen sentido" porque "siguen alimentando el efecto llamada".

Como ejemplo, aporta los datos de nuevos empadronamientos de extranjeros que se produjeron en el año 2009 y que, según otra respuesta parlamentaria del Gobierno del pasado uno de abril, ascienden a 469.342 en toda España, siendo Cataluña --con 120.000 nuevos empadronamientos--; Madrid --con 80.752 nuevos-- Andalucía --con 60.800-- y Valencia --con 55.294--, las CCAA que más aumentos registraron. No obstante, aquí se incluyen todos los empadronamientos de extranjeros, de dentro y fuera de la UE.

Esto, precisa Hernando, demuestra que "siguen llegando muchos inmigrantes a España aunque no sea, en términos netos, de una forma tan intensa como antes". Pero una cifra de casi medio millón en un año en el que aumentó el paro es, para el dirigente del PP, "una auténtica barbaridad".

Tras esta argumentación, Rafael Hernando reclamó que se desarrolle el reglamento de la Ley de Extranjería de 2009, que "teóricamente iba a ser más restrictivo" y sigue sin hacerse.

2 comentarios

WWW.INFOCONTINENTAL.COM dijo...

WWW.INFOCONTINENTAL.COM

Hay que andarse con cuidado con la amenaza que supone el islam para la poblacion europea, si nos despreocupamos acabaran por derrocar nuestra identidad.

Anónimo dijo...

Rafael Hernando chupala!!! si no quieren ilegales sean mas flexibles con sus putas leyes y burocracia.