Última hora

Cándido Méndez dice que los sindicatos no aceptarán la congelación salarial

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho hoy que los sindicatos aceptarán la moderación salarial para superar la crisis pero no la congelación, y matizó que la decisión del Gobierno de aumentar la retenciones por el IRPF son una dificultad añadida en las negociaciones con la patronal.

En una entrevista en la Cadena Ser, Méndez ha precisado que esa moderación pasaría por que los salarios crecieran por debajo de la inflación y que en situaciones concretas pudiera reducirse incluso "el dígito que se pueda plantear", que ha eludido concretar.

Según Méndez, "la idea" es que las empresas, especialmente las pymes, tengan mecanismos alternativos al despido.

No obstante, ha subrayado que no se trataría de un "mini job" ya que los trabajadores tendrían derecho a pensión o prestación por paro, y tampoco sería una "condena eterna", sino un procedimiento "reversible" aplicable en una situación excepcional.

Méndez ha señalado que las previsiones que se habían hecho sobre la evolución de la economía española ya no son válidas y que por eso los sindicatos de cara a las negociaciones salariales de los próximos tres años reconocen que hay que efectuar cambios en las propuestas para dar prioridad a mantener el empleo.

El dirigente de UGT aclaró que le han explicado a la patronal que "parece que lo ha entendido", que la subida del recargo sobre el IRPF ha complicado las negociaciones porque ya ha supuesto un tajo a las nóminas, algo que hasta la semana pasada no estaba previsto.

Sobre las negociaciones sobre la reforma laboral, Méndez dijo que a los sindicatos les preocupa que se pueda alcanzar un acuerdo con la patronal y que el gobierno lo considere insuficiente porque hayan cambiado en dos semanas las condiciones que se anunciaron en el debate de investidura que fue el que aprobaron las Cortes.

Méndez manifestó sus dudas sobre si el escenario en el que se iniciaron las negociaciones es todavía válido o ha cambiado y que el Gobierno debe aclararlo.

Sobre la recarga en el IRPF, dijo que es insolidaria porque se ha hecho sobre un sistema que ya es injusto y, sin embargo, no se han tocado las rentas del capital ni el impuesto de sociedades.

Se quejó además de que no se hayan tomado medidas que sirvan para impulsar la economía con lo que, en su opinión, lejos de notarse una mejora antes de que acabe el primer semestre, se prolongará la crisis más allá del segundo.

Méndez dijo que los sindicatos han hecho una propuesta sobre el coste del despido, de forma que se establezca un fondo de capitalización financiado por el erario público, y constituido con las aportaciones que reciben las empresas para el fomento de la contratación.

Las empresas podrían recurrir a él y financiar, "aunque suene mal", parte del despido, como una especie de "frob" laboral, aunque habría que modular el acceso a esa financiación sobre la base de una serie de parámetros como apuesta por la contratación indefinida o la igualdad.

Destacó la posibilidad de que las pymes, "donde se ha producido el 90 % de la pérdida de empleo", tengan alternativas al despido, con moderación salarial, flexibilización para el descuelgue de los convenios de ámbito general, o poder convertir un empleo a tiempo completo en uno a tiempo parcial pero que no sería un "mini job", porque tendría derechos de desempleo, pensión etc.

Sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo en el plazo establecido por el Gobierno, poco más de una semana, Méndez dijo que quería ser prudente y no hacer pronósticos.

No hay comentarios