Última hora

¿Quién puede salir adelante con 645 euros?


La congelación del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2014 aprobada ayer por el Consejo de Ministros español supone un paso más, el enésimo, en la regresión en materia de derechos sociales de las capas populares. Regresión que afecta a la mayoría de la ciudadanía e incide en el acelerado empobrecimiento de la población. Ese empobrecimiento, que ya abarcaba al numerosísimo colectivo de parados o a sectores desestructurados, ahora también es realidad entre los asalariados. Cualquiera que perciba un sueldo considerado normal, es decir, suficiente para hacer frente a sus necesidades, está viendo como pierde poder adquisitivo a pasos agigantados, cómo cada vez le resulta más difícil cubrir esas necesidades con su sueldo, y comprenderá perfectamente la desesperación de quien cobre 645,30 euros mensuales por su trabajo. Se dice que quien está desempleado tiene un gran problema de mera supervivencia, y así es, pero actualmente ese gran problema lo es también de muchos trabajadores, y medidas como congelar el salario mínimo, que ya era uno de los más bajos de Europa, lo agravan. El drama de las familias en las que ninguno de sus miembros tiene un empleo y cuyo único ingreso son las prestaciones mínimas es extensible a muchos asalariados, condenados a la precariedad laboral y, además, a la pobreza.

insurgente.org

No hay comentarios