Última hora

Una iniciativa promueve dejar mensajes en los billetes como "desahogo" ciudadano



El dinero cambia rápido de manos y tarde o temprano "le acabará llegando a un político o un banquero", según la idea con la que un grupo de universitarios de Málaga ha creado una plataforma digital que promueve el envío de mensajes en los billetes como herramienta pacífica de "desahogo" ciudadano.


La plataforma 'Billete Enfurecido', que dispone de página web y cuenta en Twitter y Facebook, ha puesto en circulación en apenas dos meses casi un centenar de billetes y gracias a las redes sociales la iniciativa se ha emulado en México, según ha explicado Jesús Moreno, uno de los estudiantes que impulsan la campaña.

Moreno y otros cuatro alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Málaga toman el relevo de otras propuestas ciudadanas relacionadas con el vertido del Prestige o a favor de las donaciones de médula que también incluyeron mensajes en los billetes. Ahora, la iniciativa surge como respuesta a la indignación ciudadana existente ante los casos de corrupción y despilfarros, ya que "como está el tema crispado y aprovechando que a la gente le gusta el humor y la ironía", el envío de mensajes permite canalizar las protestas de una manera pacífica, ha señalado. Bajo el lema "Estampa tu mensaje en tu billete. Le acabará llegando a un político o banquero", se invita a los ciudadanos a crear una red de protestas a través del dinero, que servirá como "icono irónico de los abusos y la mala gestión pública y privada que han generado y acentuado la crisis económica y social por la que atraviesa España".

Indignación ciudadana

Los políticos son capaces de prometer un puente donde no hay río. Y además construirlo
Frases como "Los políticos son capaces de prometer un puente donde no hay río. Y además construirlo", o "Me sobra mes al final del sueldo" figuran en los billetes que ya se han puesto en circulación. En esta fase de lanzamiento de la iniciativa se pretendía "dar ejemplo" para que otras personas vieran que "no hay problema" en incluir una frase en un billete. Al principio, los estudiantes dudaron si se estaba permitido incluir frases, pero consultaron a un abogado y el Boletín Oficial del Estado (BOE), que indica que en principio no se considerarán intencionadamente deteriorados los billetes que "lo estén en menor medida por presentar anotaciones, números o frases cortas", ha especificado Moreno. De la mano de Internet, la iniciativa ha cruzado a Latinoamérica, donde también circulan "pesos enfurecidos" y se ha creado la etiqueta en las redes sociales "#decoratubillete" para extender la campaña. En España, Moreno ha asegurado que hasta la fecha no han tenido "ningún problema" con el dinero en bancos y comercios, una "protesta silenciosa" que provoca sorpresa y risas, comenta, cuando el que tiene el billete en la mano lo lee. -
20minutos.es

No hay comentarios